domingo, 11 de diciembre de 2016

Mientras los cortos españoles arrasan, el Gobierno los castiga sin subvenciones.



Solo existen dos cortometrajes españoles que hayan ganado un Guiness: “Cuerdas”,  de Pedro Solís, Goya al Mujor Reportaje de Animación, del 2013, y “Porque hay cosas que nunca se olvidan”, del director español nacido en Buenos Aires, Lucas Figueroa. Este, de 2011, fue el récord más premiado de la historia, al recibir casi 300 premios en distintos festivales. El primero es un cortometraje de animación, escrito y dirigido por Pedro Solís García y producido por La fiesta P.C. en el año 2013. Obtuvo el Premio Goya al Mejor Cortometraje de Animación. Para Pedro Solís este era su segundo premio Goya ya que también fue galardonado en la misma categoría por su anterior trabajo, “La Bruxa”. Cuerdas, de un minuto escaso pero repleta de matices, narra una tierna historia de amistad entre dos niños muy especiales: María y un niño que presenta parálisis cerebral. Es una obra que habla de valores e ilusiones y que es capaz de cautivar al espectador desde que aparece en pantalla el primer fotograma. La idea nació en el año 2011. “Escuché una canción y vi el corto entero, de principio a fin. Nunca me había pasado esto –dice Pedro Solís–. Y me puse a escribirlo. Solo hubo que pulir un par de cosas. De eso ya han pasado tres años y el resultado es este hermoso cuento sobre la igualdad y la solidaridad, pero también, en cierto modo, es un espejo donde se reflejan todos estos sacrificios sin más armas que un amor que el espectador vive en primera persona a través de los ojos inocentes y puros de una niña pequeña”. 

El segundo cortometraje, de doce minutos, es “Porque hay cosas que nunca se olvidan”, de Lucas Figueroa. Transcurre en Nápoles, en 1950, pero se rodó en un pueblo segoviano, en el 2008, con un director argentino, equipo español y actores y diálogos italianos. Su postproducción duró nueve meses entre retoques para cada uno de sus planos y recreaciones 3D. Producido y dirigido por Lucas Figueroa (que también es artífice del montaje, la música y la dirección de arte), el corto ha dado tropecientas vueltas por festivales de todo el mundo, consiguiendo trescientos premios. Fue nominado al Goya y participó en más de quinientos festivales internacionales. Y es la historieta de venganza de un niño napolitano hacia una vecina con malas pulgas.  

      La Asociación de la Industria del Cortometraje presenta el código de buenas prácticas en festivales de cortometrajes.

Sin embargo, los honores y las nominaciones al Oscar cayeron en el olvido poco tiempo después y convirtieron su título en una paradoja. Los dos cortos mencionados no sirvieron para conceder más ayudas al sector ni para darle una mayor visibilidad. Al contrario, el Gobierno ha ido dando tijeretazos de forma progresiva hasta que el año pasado redujo el presupuesto a la mitad. Eso les dejó con menos de 500.000 euros en ayudas a la producción. La Asociación de la Industria del Cortometraje hizo entonces una llamada a la indignación pública sin saber que este año la situación sería aún más dramática. Y presentó el código de buenas prácticas en festivales de cortometrajes. Pero, en 2017, no habrá apoyo económico ni para esta ni para ninguna asociación cinematográfica. Ni un mísero céntimo se ha colado en la partida presupuestaria de los cortometrajes. El Consejo de Ministros aprobó el pasado18 de noviembre el desbloqueo a las ayudas a la producción de largometrajes por un importe de 10 millones de euros. Sin embargo, hay tres partidas que siguen bloqueadas: las ayudas a los cortos ya realizados, las ayudas a la producción de cortos sobre proyecto y las ayudas destinadas a facilitar la asistencia a festivales internacionales. La noticia cayó como un jarro de agua fría dentro de la industria. Son tres líneas de ayuda imprescindible que permanecen bloqueadas desde junio, cuando el Gobierno anunció que la industria del cine se había quedado fuera de la dotación. Ahora, el sector ha despertado una lucha mediática para presionar al Consejo de Ministros. Quiere que rectifique en sus próximas reuniones. El sector del corto exige el desbloqueo de un millón de euros en ayudas, que no corresponde ni a un 2% del total que se concede a la industria del cine español. El ministro, Íñigo Méndez de Vigo, dijo en la Comisión de Cultura del pasado martes que esperaba conseguir la excepción presupuestaria antes de final de año. Pero, mientras tanto, los afectados no han querido perder el tiempo y una veintena de asociaciones de cortometrajistas, productores independientes, la Plataforma de Nuevos Realizadores, la Unión de Cineastas, empresarios y creadores han emitido un comunicado para hacerse un hueco en los medios. Mientras tanto,  las ayudas al cortometraje siguen bloqueadas por el Gobierno mientras que algunos de ellos acumulan premios internacionales y encabezan los Oscars.

Las asociaciones del sector del cortometraje, Coordinadora del Cortometraje Español (CCE), Plataforma Nuevos Realizadores (PNR) y Asociación de la Industria del Cortometraje (AIC), emitieron el siguiente comunicado con motivo de la publicación de las ayudas a la producción sobre proyecto y realizados del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte: “El pasado 12 de marzo se publicó en el BOE la Orden por la que se aprueba el Programa Anual de Ayudas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para el año. La partida correspondiente a ayudas al cortometraje sufre una merma del 50% hasta un presupuesto de 500.000€. Desde el momento en que supimos la noticia, las tres asociaciones estuvimos de acuerdo en que esta reducción era inaceptable, y, como representantes de los profesionales y las empresas del sector del cortometraje, decidimos expresar de manera firme nuestra postura. Solicitamos una reunión urgente con Lorena González Olivares, Directora General del ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales), a quien agradecemos su rápida respuesta y disponibilidad para el diálogo, que propició un análisis y evaluación conjunta del problema, y la búsqueda de una solución válida para todas las partes implicadas. En dicha reunión, el ICAA se comprometió a aumentar la cuantía destinada al cortometraje de manera que la reducción fuera del 30% respecto a la misma partida del pasado año, en lugar del 50% inicial. También se acordó que la distribución de la misma fuese distinta respecto a años anteriores, apostando por la producción a priori (ayuda que se aumentaría) en detrimento de las ayudas a cortometrajes realizados. Entendiendo la coyuntura económica que limita el presupuesto total del que dispone el ICAA, las tres asociaciones queremos manifestar: nuestro absoluto rechazo a cualquier reducción presupuestaria en la ya mermada ayuda concedida a los cortometrajes, que apenas supera un insignificante 2% de la cuantía total de ayudas destinadas al cine español en los últimos años”.

Ïñigo Méndez de Vigo, Ministro de Cultura en el Congreso.

Méndez de Vigo ha propuesto crear una “fiscalía especializada” en perseguir y endurecer las penas contra los infractores. En ese sentido, impulsará una campaña de sensibilización en medios y escuelas, por el “respeto” a los derechos de propiedad intelectual. De momento, la Comisión no ha desvelado más detalles de su formación o de los plazos de su entrada en vigor. “Estamos estudiando conjuntamente con el Ministerio de Justicia regular las vulneraciones de propiedad intelectual”, detalla el ministro. Según la portavoz del PP en esta Comisión, María José García Pelayo, este anuncio “lanza un mensaje claro y rotundo: contra los piratas, lucha sin cuartel”. El ministro reconoce que el proyecto de José María Lassalle y José Ignacio Wert fracasó porque hizo aguas en una reforma fiscal insuficiente. Ahora rediseñarán la ley y darán un empuje a las propuestas anteriores como el micromecenazgo, la participación ciudadana y la fidelización de las aportaciones.  Méndez de Vigo también garantiza que los creadores veteranos sigan percibiendo el cobro completo de la jubilación aunque lo compatibilicen con otras actividades como discursos o talleres. En relación a esto último, el Gobierno trabajará con el Ministerio de Empleo en un estatuto del creador para garantizar unas condiciones dignas de trabajo. Y niega de nuevo la existencia de un IVA cultural, discurso que heredó de su predecesor. “Se dice que la subida del IVA es mayor de lo que realmente ha sido y que es la causante de la bajada en el consumo cultural”,  rebate el ministro y se compromete a bajarlo en todos los espectáculos en directo hasta un 10% pero sólo cuando las “condiciones económicas sean favorables”.  En los discursos de los grupos parlamentarios, se le ha exigido “seriedad” y propuestas para afrontar esta nueva legislatura. Le han mencionado las carencias derivadas de no tener un Ministerio de Cultura independiente y las faltas de equidad en el reparto de las ayudas. Méndez de Vigo ha preferido subrayar que “vivimos la recuperación del sector”. Una idea que, como le han recordado los portavoces, solo sirve si se acompaña de actos, además de palabras.

 El director español Juango Gimenez, Palma de Oro por su corto 'Timecode' en el Festival de Cannes.

Sin embargo,  cabe recordar que la cantidad destinada  a ayudar al cine español se ha visto mermada desde 2009, cuando alcanzó un presupuesto récord de tres millones.  La injusticia se ha vuelto más sangrante con la llegada de las nominaciones a los grandes festivales. Sin embargo, mientras que los cineastas mendigan el apoyo estatal, el cortometraje español arrasa por el resto del mundo. Dos películas españolas se han colado entre las diez elegidas por la Academia de Cine más prestigiosa del globo: la de Hollywood. Eso hace que  el 20% de las candidatas al Oscar a mejor cortometraje se hayan producido en nuestro país, sin la menor ayuda de ICAA. Nos referimos a “Graffiti”, de Lluís Quílez, uno de los cortos nominados que salió adelante gracias a las ayudas a la producción del Institut Valencià de Cultura, y a “Ticomede”, de Javier Giménez. “Timecode”, la otra española que lidera las apuestas en Hollywood, tiene en su web una lista de premios que dejaría en ridículo al mayor taquillazo. Máximo premio en Cannes (solo precedida por Viridiana, de Buñuel), favorita del público en Suecia, Suiza, Brasil y Estados Unidos, y convocada en más de una treintena de festivales de todos los continentes. De nuevo, alcanzando la cima sin apenas ayudas. Pero la moraleja de esto no puede ser que el cortometraje español triunfa con mucho talento y los bolsillos vacíos, sino todo lo contrario. Aunque escasas, las ayudas al cine sacan adelante muchos proyectos que no verían ni un rayo de luz sin ellas. “Estas tres líneas que permanecen bloqueadas ofrecen un inestimable apoyo público a las películas con mayor calidad creativa”, dice el sector en un comunicado dirigido al ministro Íñigo Méndez de Vigo. Y justifican esta calidad en la continua presencia internacional en Cannes, Venecia o Rotterdam, que ahora queda desamparada también en sus viajes al extranjero.


En cuanto director de “Graffiti” tradujo su película al inglés recibió el apoyo económico internacional cosa que el Gobierno español había pasado por alto. Fue el Mejor Corto en el Festival de Santa Bárbara y está entre los 10 finalistas. El 24 de enero se sabrá si acaban entre los cinco nominados, y el 26 de febrero si uno de los dos rompe la maldición y se alza con el primer Oscar español al Mejor Cortometraje de Acción Real. De momento, “Timecode”  ya ganó la Palma de Oro en el pasado Festival de Cannes. Habrá que ver si quedan entre los cinco nominados, y si alguno de los dos se alza finalmente con la dorada estatuilla. Sería la culminación de una larga historia de amor entre la Academia de Hollywood y nuestros cineastas, que demuestran muchísimo talento en las distancias cortas; una historia de amor mucho más intensa que la de nuestra propia Academia, que llegó a suprimir los Goya de los cortos (aunque rectificó, posteriormente), y que arrancó con aquel 'Esposados', de Juan Carlos Fresnadillo, en 1996. Ocho años después, en 2004, llegó aquel '7:35 de la mañana', dirigido, escrito, protagonizado y cantado por Nacho Vigalondo, y, al cabo de otras tres ediciones, el doblete, con 'Binta y la gran idea', de Javier Fesser, y 'Éramos pocos', de Borja Cobeaga. 

Raúl Cerezo.

La ayuda a la asistencia a festivales internacionales es otra de las damnificadas en los últimos presupuestos. En el caso del cortometraje, este recorte es especialmente dramático por su debilidad económica comparada con la de películas comerciales. Ahora, el viaje a Los Angeles correrá a cargo de las productoras y distribuidoras de los cortos nominados, Ainur Films –en el caso de Graffiti– y Marvin & Wayne  –en el de Timecode–. “Esto puede hacer mucho daño a las productoras pequeñas. Alguna se quedará en la cuerda floja si ha pedido créditos contando con la ayuda concedida”, dijo en una entrevista el responsable de compras de Marvin & Wayne. Los cortos no pueden competir en visibilidad y distribución con las películas de larga duración. Por eso una de las luchas del sector es que vuelvan a proyectarse antes de las sesiones en el cine y que consigan un hueco en la parrilla televisiva. También buscan una campaña activa del Gobierno y un espacio más habitual en los medios de comunicación. Así se animaría a los creadores a dar el salto a un formato que la mayor parte del público considera (erróneamente) “de segunda”. Para Raúl Cerezo, director y creador del Festival Escorto, “un cineasta, si coquetea con el cortometraje, no debería de tratarlo como una escuela de prácticas. Por dos motivos: por no degradar el sector y no respetarlo, y porque cuanto mejor hagas y más lo respetes, mejor te irá después. Por eso trato el cortometraje como factor cualitativo por sí solo y peleo por esa misiva, que es la que grabamos a fuego en nuestros festivales y por la que lucharemos en la Academia del Cortometraje. Sobre todo cuando se ve lo que consiguen”. Pero, desde la Asociación de la Industria Cinematográfica, advierten que “el retraso de los rodajes, las condiciones precarias o el aumento de la inversión privada puede originar que el próximo año no haya una cosecha como la de este año”. Para que eso no ocurra, hay que contagiarse de ese reconocimiento mundial y dejar de llegar tarde a la ronda de aplausos. Porque el corto también es parte de nuestro séptimo arte. Y si dejamos de apoyar a los cortometrajistas, no defendemos el cine español.

Fotograma de  La pasión de Judas, de David Pantaleón.

Marvin&Wayne, distribuidora especializada en cortometrajes, son unos  de los miembros fundadores de la Asociación de la Industria del Cortometraje (AIC). Por una parte, se encargan de diseñar una estrategia para mover los trabajos en festivales cinematográficos, así como de su gestión e inscripción. Y por otra de la comercialización de la cinta en televisiones, plataformas de vídeo bajo demanda o proyecciones fuera del circuito de festivales, entre otras opciones. Pablo Menéndez explica en Eldiario.es que: “En España hay como doce o trece distribuidoras. No todas se dedican solamente al corto, de esas debemos de ser como cuatro o cinco. Además hay muchos productores y directores que hacen cortos: hay una industria que genera un dinero, que paga impuestos como todo el mundo y es una parte del sector”. Desde la asociación quieren llamar la atención sobre esa realidad y defender temas como las ayudas o fomentar la compra de cortos. De los 180 cortos que puede producir una distribuidora, suelen mover unos 30 a la vez. “Durante nuestra trayectoria hemos tenido más de 5.500 selecciones en festivales internacionales, que son muchísimas y más de 1.000 premios. La verdad es que estamos muy contentos”, explica Pablo, responsable de la distribuidora junto a Josep Prim. El trabajo no es poco, aunque con esfuerzo han conseguido que el proyecto no solo se mantenga sino que crezca. Festivales como los de Cannes, Berlín, Locarno, Venecia o Sundance han seleccionado algunos de los cortos que gestionan por doquier. Àngela Martínez, directora de audiovisual del centro cultural barcelonés, explica cómo comenzó la relación entre ambas partes: “Les conocí el año pasado cuando el CCCB participó en la actividad de El día más corto el 21 de diciembre. Es una idea que viene de Europa: se decidió que como era el día más corto del año también sería el día del cortometraje. El CCCB (Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona) se se sumó a este acto y las proyecciones que se hicieron aquí las seleccionaron desde Marvin&Wayne. Me encantó la calidad de programación que hicieron y me dí cuenta que es gente a la que ayudar, ya que tienen pocos medios pero muchas ganas”.

Mario Madueño , 

De las últimas cuatro líneas de ayudas pendientes de aprobación provenientes de la anterior legislatura, el nuevo Gabinete de Ministros aprobó, el 18 de noviembre, solo las ayudas a largometrajes (10 millones de euros), dejando en suspenso las otras tres, que corresponden a cortometrajes (menos de un millón de euros en su conjunto). Se desbloquearon las ayudas a largos, pero desbloquear las de cortos tendría más reconocimiento mundial. “Nos parece muy bien que se desbloqueen las ayudas a los largometrajes –dice A Bez.es Mario Madueño, presidente de la Asociación de la Industria del Cortometraje (AIC)–  ya que mantienen esta especie de industria, pero que también se liberen las ayudas a los cortos, que son los filmes que más calidad brindan y los que mayor reconocimiento internacional obtienen. Ellos representan sólo un 10% de las ayudas a los largos”. En una misiva firmada por una quincena de asociaciones, entre las que se encuentran la AIC, la Asociación Madrileña Audiovisual (AMA) o la Plataforma de Nuevos Realizadores (PNR), solicitan formalmente al Ministro de Educación y Cultura el desbloqueo de una partida menor pero en la que se juega el futuro de productoras pequeñas. “Estas tres líneas que permanecen bloqueadas son igualmente estratégicas e importantes en nuestro cine ya que ofrecen un inestimable apoyo público a las películas que mayor calidad creativa han demostrado durante todo el año y las ayudas permiten producir las películas más vulnerables de todo el sector, aunque imprescindibles para el futuro de nuestro cine: los cortometrajes”. 

Puy Oria.

Puy Oria, de la Asociación Madrileña de Audiovosuales (AMA), explica que esto es “grave” porque “si no se resuelve a cierre del ejercicio va a ser complicado. La gente ya se ha gastado el dinero para ir a festivales, así que ahora el problema es que se pierda. Vamos a ver qué pasa con la nueva dirección general”. La semana pasada fue cesada Lorena González como directora del ICAA tras haber sido reemplazado el Secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, por Fernando Benzo, exsubsecretario del ministerio de Educación. Sólo dos años duró Lorena González en  su cargo debido, según fuentes del ministerio, a las presiones realizadas por algunos productores, opuestos al nuevo modelo legislativo de las ayudas al cine, que han cambiado el paradigma, y a la situación actual de la Filmoteca Española. El nuevo mandamás del cine será el exdirector general de deportes del Consejo Superior de Deportes (CSD) Oscar Graefenhain. Desde la Secretaría de Estado de Cultura dijeron que no iban a hacer declaraciones al respecto en una semana en la que se ha cesado a un equipo de dirección y aún no ha asumido el nuevo. Sin embargo, Puy Oria no cree en esa versión. “Si han desbloqueado los 10 millones de los largos, ¿por qué no lo han hecho con el millón de los cortos? –señaló– Está claro que hay un desinterés”. La posibilidad de que esas ayudas se pierdan es muy concreta. “Es prácticamente inviable que se desbloqueen”, dice Pablo Menéndez, responsable de compras y adquisiciones en la distribuidora de cortometrajes Marvin & Wayne y a cargo de la distribución de Timecode. “Esto, a las productoras pequeñas, les puede hacer mucho daño, alguna quedará en la cuerda floja si ha pedido créditos contando con la ayuda concedida”. Hay producciones de agencias de publicidad cuyo futuro no se verá comprometido por estas pequeñas ayudas, pero las productoras pequeñas, de gente que da sus primeros pasos en el cine y que, debido a la poca salida comercial de los cortos, generalmente lo hacen a fondo perdido  sí que pueden verse en peligro.


El 21 de diciembre 2016, solsticio de invierno,  se celebra  El Día Más Corto 2016, La Fiesta del cortometraje en Es Baluard (Palma de Mallorca). Un día perfecto para celebrar el cortometraje. Se trata de un evento internacional nacido en 2011 con la intención de fomentar el cortometraje y acercar este género a la  ciudadanía. Por tercer año, se organizará en Mallorca con diferentes actos. La presentación oficial, organizada por la Asociación Cultural SUAVE, la Cataluña Film Festivals, la distribuidora Marvin & Wayne Es Baluard y la Islas Baleares Film Commission, tuvo lugar el 30 de noviembre con una jornada para profesionales, “Más cortometraje que nunca”, que pretendió convertirse en un punto de reflexión del sector que profundizó en la situación del cortometraje tanto a nivel local como a nivel internacional. Para alcanzar este objetivo se incluyó la presencia de  directores, productores, entidades y exhibidores de las Islas Baleares y también internacionales como Sarah Schlüssel (asistente de programación de Berlinale Shorts), Juanjo Giménez (cineasta ganador de la Palma de oro en Cannes 2016 con su cortometraje “Timecode”), Txema Muñoz  (responsable del programa de distribución de cortos vascos, Kimuak), Agustí Argelich (Director del Filmets Badalona Film Festival, miembro de la junta de la Cataluña Film Festivales y comprador de cortos en TV3) y Pablo Menéndez (responsable de la distribuidora de cortometrajes Marvin & Wayne). Por otra parte, el próximo 21 de diciembre se celebrará El Día Más Corto con diferentes proyecciones de cortometrajes en Es Baluard de Palma. Por la mañana, se proyectarán cortos infantiles para escuelas, y, por la tarde, curtmetatges balears, nacionales e internacionales, a cargo de Suave, la Cataluña Film Festivals y Marvin & Wayne.

Lluís Quílez.
Un día después de que se anunciaran los dos cortos españoles candidatos a ganar el Oscar, Lluís Quilez, nominado por Graffiti, afirmaba en una entrevista en Cuartopoder: “Graffiti es uno de los cortometrajes del año. Hasta ahora ha ganado 40 premios, entre otros, el Premio al Mejor Corto Europeo, el Mélies de Plata en el Festival de Sitges y el Premio al mejor Corto en los festivales de Santa Bárbara y Boston. Graffiti ha logrado llegar a la short-list de los Oscar de Hollywood. De los 10 cortos seleccionados como finalistas, se elegirán 5 nominados a los Oscars y Graffiti tiene muchas posibilidades de lograr la nominación, lo que supondría un éxito monumental para este trabajo, seleccionado entre 8.000 cortos de todo el planeta”. Graffiti habla del lenguaje actual, de las redes sociales y de la soledad ligada a esa comunicación. El corto se rodó en enero, a una temperatura de 16 grados bajo cero, con  nieve hasta en las rodillas, en Pripyat, ciudad fantasma que todavía hoy recuerda hasta dónde puede llegar el poder de destrucción del hombre. Cristian (coproductor desde su empresa Ainur Films) denuncia una situación que, lamentablemente, es cierta. “A día de hoy, es complicado rentabilizar un corto de este tamaño. En cualquier caso, estamos trabajando duro para conseguirlo y tengo confianza en que así será. España vivió una época dorada del corto en la que existían muchas ayudas y los festivales apoyaban con premios con dotación económica. Eso ha cambiado. Muchos festivales han desaparecido en los últimos años y otros han tenido que reducir su presupuesto. Es más complicado ganar dinero en el circuito festivalero pese a que obtengas galardones. Por suerte es cierto que existen otros caminos para rentabilizar la inversión, ya que los festivales se han empobrecido considerablemente en los últimos años. Sin una industria del corto sana es imposible que se recojan frutos a largo plazo. La ayuda de Graffiti la seguimos esperando”. Por su parte, Marío Madueño, presidente de la Asociación de la Industria del Cortometraje que ha colaborado en la firma de esta petición, sostiene: '”Hemos intentado desbloquear una situación descompensada. Hay unos intereses que nosotros no llegamos a controlar. Es una situación delicada de cara al futuro y jodida de cara al presente”. Respecto al momento en el que se produce, Madueño afirma que la buena noticia de los candidatos al Óscar demuestra lo que está consiguiendo el cortometraje español. '”El retraso de los rodajes, las condiciones a veces precarias o el aumento de la inversión privada puede originar que el próximo año no haya una cosecha como la de este año”. De momento, el Ministerio no se ha pronunciado.


Nuevas fotomontajes: Árbol de Navidad en la sede del PP; Rivera pasa ante Rajoy y Santamaría; Albert Rivera y Toni Cantó; los impresionantes abdominales de Cristiano, hoy; imágenes de la manifestación, en Gran Vía; descubren que Esperanza Aguirre en realidad es un recortable de cartón; apoyando a Esperanza Aguirre; el Wanda y Papá no lo dice por tí...











El humor en la prensa de esta semana: El Roto, Forges, Peridis, J. R. Mora, Manel F. Sansón, Pat…


















Pep Roig: El mínimo salario mínimo; encastillados; podemos, no podéis; Tal para cual; la gran jugada; Rajoy no se moja; golazos; no cambian… 








Trailer del cortometraje "Cuerdas" de Pedro Solí, publicado el 17 de mayo del 2015. Cuerdas Cuerdas Cortometraje Oficial
Siempre hay algo nuevo que descubrir. ¿Te apetece saber qué es? Pues echa un vistazo, te daremos ideas. Porque hay cosas que nunca se olvidan Curiosea.net
"PECERA", el corto más reivindicativo del año 2011 Carlos Bouvier
Paco León ha dirigido este corto solidario del 2013, titulado “La Vuelta a la Tortilla”. La lucha contra el cáncer de mama inspiró esta historia, en la que Silvia (Silvia Rey), junto a su amiga Paqui (Paca Montoya), encuentran motivos para celebrar al conocer a Rafa (Fele Martínez). "La Vuelta a la Tortilla" Un corto de Buckler 0,0 y Paco León BucklerTV
NPPC estudios presenta CORTÓPOLIS desde dentro, en la sesión de abril del 2013, en los cines Kinepolis de Madrid. Video Promocional CORTÓPOLIS (EDICIÓN IV) 04/2013  
La Roja Baila es el himno oficial de la Selección Española para la Eurocopa de 2016. El aclamado productor musical RedOne, artífice de alguno de los mayores éxitos de artistas como Lady Gaga, Enrique Iglesias o Jennifer López, une sus fuerzas con Niña Pastori y el futbolista Sergio Ramos en una colaboración única para hacer soñar a un país entero con un nuevo título. La Roja Baila (Himno Oficial de la Selección Española) (Videoclip Oficial) La Roja Baila
   
 Los Morancos - La Bicicleta (Parodia) Carlos Vives, Shakira LOS MORANCOS OFICIAL
 Deliciosa Calma, de Pavofrío Campofrío España