sábado, 17 de diciembre de 2016

Pepón Nieto pide perdón por su foto en un bar franquista y explica la 'encerrona'.



El actor Pepón Nieto pide pedido “perdón de corazón a todos los que se hayan podido sentir mal” por una fotografía de hace dos años en la que aparece junto al actor Alejo Sauras en un bar con banderas franquistas. Nieto explica en su cuenta de Instagram que durante la gira de 'El Eunuco', varias personas del equipo de la obra entraron “en el único bar” que había cerca del teatro de La Solana (Ciudad Real) para tomar un café antes de la función. El nombre del bar es El Cangrejo, un local “lleno de banderas preconstitucionales y símbolos fascistas”. “Nos fuimos inmediatamente de allí –explica el actor– pero, antes de hacerlo, dos de los camareros nos pidieron una foto a Alejo Sauras y a mí y, por educación, y reconozco que un poco por miedo a que nos pudieran decir algo si decíamos que no, nos la hicimos”.

Nieto lamenta que, dos años después, los responsables del bar estén “utilizando la foto como reclamo”, diciendo que ambos actores cenaron allí. En la publicación del bar en Facebook –que data de noviembre del año 2015–, el local habla de Sauras y Nieto como “dos buenos amigos” del restaurante y asegura que estuvieron comiendo allí. Nieto desmiente que cenaran en el local y lamenta que no pudieran hacer nada para impedir que utilizasen su fotografía. “Quiero pedir perdón de corazón a todos los que se hayan podido sentir mal por verme en ese local. Me avergüenza que esa foto esté circulando y que los que la utilizan mientan diciendo poco menos que somos clientes del local”. Dice que los que le conocen saben que no puede “estar más lejos de ese tipo de ideologías xenófobas, homófobas y racistas que representan lo peor de este país. Siento de corazón que mi imagen se relacione con ese tipo de personas y de ideologías. Todo esto me desborda y solo se me ocurre pedir perdón a todo el que se pueda haber sentido ofendido”.

Por su parte, Sauras también “suscribe” las palabras de Nieto. La mayor parte de gente comenta estas explicaciones y  muestran su apoyo a ambos. Aunque no faltan los que acusan a los actores  de “su miedo y cobardía”  frente a hacerse fotos con gente de extrema derecha que no perdió la ocasión para  publicarla.