martes, 6 de diciembre de 2016

Un juez embargó las cuentas de Eduardo Inda.

Eduardo Inda, en la Sexta.

Este fin de semana, las redes sociales ardieron con el embargo del sueldo a Eduardo Inda en La Sexta por el impago de la pensión a sus hijos. Un juzgado de primera estancia de Alcobendas embargó la cuenta de este periodista colaborador de la Sexta, por incumplimiento de sus obligaciones económicas con sus hijos. La resolución lleva fecha de octubre del 2016 y responde a una demanda presentada por su exposa en relación a los pagos del 2015. El juzgado dictamina que el director de OK Diario solo podrá disponer cada mes del mínimo legal establecido hasta que satisfaga los 13.344,44 euros que el juzgado ha sentenciado que debe a su exesposa y a sus hijos, así como el pago de otros 4.000 euros adicionales en concepto de los intereses devengados y de las costas procesales. La Sexta no podrá pagar al director de OK Diario, sino que deberá bloquear su salario e ingresar estas retenciones en una cuenta consignada. Y todo hasta que no salde la totalidad de esta deuda, según establece la Ley.

Por su parte, Ana Pardo, directora de Público.es, explica en su diario digital los motivos por los que Público decidió hacerse eco del embargo del sueldo del director de Ok Diario, Eduardo Inda, en La Sexta. “El viernes, 2, por la mañana, Público recibió la noticia de que había una orden judicial por incumplir sus responsabilidades familiares y que iba a ser difundida. El mismo viernes, la noticia se publicó en Twitter con la orden judicial impresa y un usuario de la red social apeló a Público y a El Diario para que fuera difundida. Entonces, empezó un complejo debate editorial interno… Las razones que inclinaron la balanza hacia su difusión y que otros medios como La Vanguardia, 20 Minutos o El Periódico, debieron de considerar igualmente, fueron, entre otras:

-El director de OK Diario es un personaje de interés público, muy mediático y de cuyo trabajo, además, dependen la trayectoria profesional y personal de muchos responsables políticos, sociales y de cualquier ámbito de la sociedad que el propio E.I. considere noticioso. Por su trabajo, pues, y el alcance de sus decisiones, el exdirector de Marca posee un plus de responsabilidad pública inherente a la actividad periodística.

–La orden judicial entra de lleno en el ámbito del trato a las mujeres, del poder patriarcal y todas sus consecuencias sobre la evolución social hacia la igualdad plena, un área en la que Público se ha comprometido de lleno y no puede desentenderse.

–El director de OK Diario, durante una larga explicación de este asunto el sábado en La Sexta Noche, contó su versión de los hechos, que Público, naturalmente, ha recogido en su web, aunque sin prueba documental alguna que los sustentase, como habría sido nuestro deseo.

-No tengo ningún problema en hablar de mi familia, de la que estoy muy orgullosa; como ella de mí. El problema lo tengo cuando, en un debate, se contraponen dos estrategias muy desiguales: mentir impunemente y decir la verdad, que es exactamente lo que se nos debe exigir a los periodistas. “Me equivoco pero no miento”, como recuerda en su perfil de Twitter mi admirado Jesús Maraña, director de Infolibre. En eso estamos. Eduardo Inda, manutención, embargo, y la sexta Los tiempos están cambiando