jueves, 31 de julio de 2008

31 de julio. Ibiza, isla de artistas y escritores.

Walter Benjamin, en La Casita (San Antonio), con Jean Selz y su mujer, Guyet. (Publicada en el Diario de Ibiza)

Ibiza, isla en la que pasé mi infancia, a lo largo del siglo pasado recibió a escritores y artistas de todo tipo y nacionalidad. Primero, llegaron los de los años treinta como Vicente Blasco, Albert Camus, Pierre Drieu La Rochelle, Jacques Prévert, Jean Selz, J.M. Palau i Fabre, Rafael Alberti, María Teresa León, Raymond Queneau, Josep Pla, Walter Benjamín; después, arribaron los jóvenes rebeldes de la contracultura de los años cincuenta y sesenta. Escritores como Harry Mulisch, Cees Nooteboom, Ignacio Aldecoa, Janet Frame, Tristan Tzara, Norman Lewis, Gonzalo Torrente Malvido, Jam Cremer, Eugenio Trías, Emil M. Cioran, Rafael Azcona, Hugo Craus; poetas como Jorge Guillén, Luis Rosales, Claudio Rodríguez, Carlos Bousoño, Francisco Brines, Ricardo Molina, Juan Luis Panero, Antonio Colinas; escultores como Barry Flanagan, Marcel Floris, y Heins Marck; cineastas como Roman Polanski, Barbet Schroeder, Antonio Isasi-Isasmendi; arquitectos como Erwin Broner, Rodríguez Arias, Jospe Luis Sert o Philippe Rotthier, son sólo algunos de los más conocidos que la eligieron no solo para descansar sino para completar sus obras.

Uno de los autores más interesantes que recayera en la isla, cuya creación traspasó las fronteras nacionales e internacionales, es Walter Benjamín, filósofo alemán estudiado especialmente por Vicente Valero. El intelectual ibicenco publicaba en el 2001, en la Editorial Península, “Experiencia y pobreza. Walter Benjamin en Ibiza, 1932-1933”, ensayo que Parthas Verlag, editorial germana, tradujo y publicó. En él, el escritor ibicenco indaga sobre las dos estancias en Eivissa del pensador alemán (tres meses en 1932 y seis en 1933). La obra apareció en francés en 2003, en un volumen de la editorial gala Le Rouerge et Chambon. Valero considera que el escritor alemán no estuvo en la isla de vacaciones sino que allí escribió muchísimo: reseñas para prensa, cuatro o cinco ensayos importantes, `Crónica de Berlín´, buena parte de `Infancia en Berlín hacia 1900´ y la serie de Eivissa, siete relatos. El filósofo, judío, salió de Alemania huyendo de la persecución nazi y nunca más regresaría a su país. En sus cartas desde Ibiza muestra la angustia de un hombre por un futuro. Benjamin partió de Eivissa rumbo a París, donde no quería ir, y, siete años más tarde, se suicidaba.

Durante los meses que permaneció en Eivissa, Benjamin escribió unas ochenta cartas, que Valero ha reunido en un nuevo libro que publicará, en otoño, la editorial Pretextos. Ahora la editorial ha encargado una nueva traducción literaria de los textos. “Son cartas muy interesantes que tienen descripciones fantásticas de Eivissa. Benjamin también explica su situación económica desesperada y, en 1933, su condición de exiliado que no va a volver más a Berlín. Esta segunda estancia está determinada por este asunto gravísimo. El filósofo expone sus preocupaciones más íntimas y personales. Le pide a su amigo Gretel que salve su biblioteca y sus numerosos manuscritos, que meta los libros y escritos en cajas y los envíe fuera de Alemania, porque teme que los nazis irrumpan en su apartamento y lo destruyan todo”.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pos ahora isla de fiesteros, borrachos, drogatas y gente con ganas de fiesta!!!!!

Isra dijo...

Acabo de darme una vuelta por tu blog (por recomendacion de compañeros musicos en comun).

Me ha costado pero he encontrado las entradas en las cuales haces referencia a la banda de algete.

No añadire mas comentarios que los que ya te añadio algun compañero (con los cuales estoy totalmente de acuerdo).

Aun asi hay algo que me "ha escamado" y es la frase "dificultades para afinar y tocar correctamente" y como al compañero que te conoce, tambien me ha jodido bastante. Se me hace complicado que digas de mi que no se afninar y que toco incorrectamente pero bueno cada uno es como es.

Aun asi gracias por deleitarnos con tu arte a los musiquillos de algete durante taaaanto tiempo. Muchas gracias.

Aun asi gracias por rebajarte a tocar con dichos malos musicos de Algete en la banda de Alcobendas.

Voy a buscar mas entradas de estas para seguir riendome ya que estoy de vacaciones y tengo tiempo libre.

Santiago Miró dijo...

Amigo Isra: Me alegro que tú también disfrutes con tu blog en el que haces alusión a ciertas frases que aseguras yo escribiera en el mío. He vuelto al día que apareció, en diciembre del año pasado, bajo el título “El cornetín de Chapí” y, la verdad, por más que lo he releído, no encuentro la frase “dificultades para afinar y tocar correctamente” que haga alusión a mis compañeros. Y menos aún que diga que los componentes de dicha banda “no saben afinar”. En el caso de que así se intuya, te ruego no lo tomes por lo dicho sobre mis ex compañeros, de cuya interpretación no dudo ni un momento. Te deseo mucha suerte con tu blog.