jueves, 16 de octubre de 2014

Ricardo Romero de Tejada: mucho humo y regalos a manta.

 
Uno de los personajes que más disfrutó con su visa de Caja Madrid fue Ricardo Romero de Tejada. Hasta 212.216 euros se gastó con la tarjeta black durante sus nueve años como consejero de Caja Madrid. Gracias a ella visitó con frecuencia una administración de loterías, haciendo apuestas mensuales de hasta 430 euros de una tacada, con cargo a la tarjeta porque aspiraba a tener aún más dinero del que disponía. Gracias a ella  tiró en supermercados caros y, como aficionado a la caza, visitó varias armerías madrileñas en las que se  gastó unos 4.500 euros.  Son sólo algunos de los pagos que hizo quien fuera secretario general del PP de Madrid entre 1996 y 2004. Otro de los establecimientos habituales del exalcalde de Majadahonda, fue la “expendiduría oficial de tabaco”, según explican los extractos de cuenta. Es una tienda especializada en puros habanos en la que Romero de Tejada se gastó 26.000 euros cientos de euros. Llenó su nevera con las compras que hacía en el caro supermercado Sánchez Romero, en el Supercor o en el Mercadona. Destinó 28.334 euros en compra de gasolina y se gastó 360 en la tarjeta en entradas de toros. Estos y otros gastos personales que pasaba a la entidad financiera como las compras en herbolarios o en farmacias, los arreglos automovilísticos. Romero de Tejada visitó también una clínica en la que se gasto con la tarjeta negra 235 euros y hasta hizo un caprichito de sólo 199.99  en la tienda de juguetes Toys R Us.  Pero, el gasto más elevado con la tarjeta corporativa fue en la agencia de viajes Niágara, donde se dejó 1.860 euros, en abril de 2004. Otros mil euros se quedaron en un veterinario. Y todo lo pudo pagar sin ningún problema con su famosa tarjeta que la Caja de Madrid ofrecía con nuestros dineros.

Romero de Tejada era el hombre de Rodrigo Rato en Madrid, número dos de Pío García-Escudero, presidente del Senado, y fue colocado por Esperanza Aguirre como consejero de Caja Madrid después de que la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid prometiera a Rato que cuidaría de su gente de confianza al partir a Washington como director gerente del Fondo Monetario Internacional. Tejada se hizo famoso con el tamayazo, el  escándalo de dos tránsfugas del PSOE del 2003 que acabó dando a Aguirre la presidencia de la autonomía y del que se le considera cerebro de la operación. La gestión de Romero como alcalde de Majadahonda entre 1989 y 2001, está salpicada de escándalos urbanísticos. Está imputado en el caso Bankia que se instruye en la Audiencia Nacional sobre la fusión y salida a bolsa de esta entidad. En este sumario el juez instructor Fernando Andreu ha abierto una pieza separada sobre la ‘tarjetópolis'.