martes, 26 de mayo de 2015

En Xàtiva, despiden a Rus con el himno del PP, a modo de marcha fúnebre.



Alfonso Rus combina su actividad empresarial con la política desde principios de los 80, resultando ambas competitivas. En varias ocasiones es presidente del Club Deportivo Olimpic de Xàtiva (Valencia) y, en 1995, es alcalde de este pueblo, por el PP, y presidente de la diputación provincial. Pero, el 2 de mayo de 2015 es suspendido de militancia del PP y retirado de la presidencia del partido en Valencia, tras hacerse públicas unas conversaciones entre él y Marcos Benavent, su mano derecha en la Diputación, sobre la cuantía que le van a exigir a la empresa a la que van a conceder la gestión de una residencia de ancianos. Rus insiste que hay que cobrar más a la empresa porque se le está adjudicando un “chollo”. La cadena Ser presenta la grabación en la que Alfonso Rus cuenta billetes con el que fue su hombre confianza y exgerente de Impulso Económico y Local (Imelsa), empresa dependiente de la Diputación. Dinero que, según los denunciantes, procedía del pago de comisiones a cambio de amañar contratos. Las fuentes consultadas por la Cadena SER aseguran quela grabación se produjo en abril de 2006 en el interior de un coche. Y Esquerra Unida denuncia que este presunto caso de corrupción, que está en poder de la Fiscalía, es una de las principales pruebas con las que trabajan los investigadores. Pero Rus no solo niega ser la persona grabada sino también su dimisión.

Rus explica que, pese a que está suspendido cautelarmente de militancia, baraja la posibilidad de mantener su candidatura a la Alcaldía de Xàtiva. En declaraciones a La Sexta, recogidas por Europa Press, explica que su situación está "en manos de abogados" que le aconsejan que “tenga tranquilidad”. Y comenta: “Será verdad o no será verdad. No sé nada. Sólo lo que dicen y lo que cuentan y repito, todo mentira”. El jueves pasado, en el mitin central del PPCV en la plaza de toros de Valencia, se deja ver con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Y dice a los periodistas que se veía “ganador” porque él siempre sale a ganar. Pero Rus se hunde en las elecciones locales y pierde la alcaldía de Xàtiva (Valencia) a manos del joven socialista Roger Cerdà. Y comprueba cómo la candidatura que encabezaba, con las siglas del PP, es superada por el PSPV-PSOE, que logra siete concejales, y también por Esquerra Unida, que consigue cinco, los mismos que el ya derrotado regidor.

Su supuesta implicación en el caso de cobros de comisiones ilegales le pasa factura tanto dentro de su partido, que le suspende de militancia, como frente al electorado, que le da la espalda en las urnas. Y, tras conocer los resultados electorales, una charanga recorre las calles de Xàtiva para despedir a Rus con un toque de humor. Como si de una marcha fúnebre se tratara, los músicos interpretan el himno del PP con un ritmo parsimonioso. Así simbolizan el entierro político de Rus, otro símbolo más de la corrupción instalada en el PP valenciano.