miércoles, 6 de mayo de 2015

Un actor francés recibe el premio Molière, desnudo.

El actor francés Sébastien Thiéry, ganador del premio de teatro Molière 2015, subió desnudo al escenario de la gala a recoger el premio, ante de la ministra de Cultura, Fleur Pellerin. Esa fue la manera  de denunciar la situación laboral del sector del espectáculo. El protagonista de Dos hombres desnudos se dirigió en distintas ocasiones a la ministra, como representante del Gobierno, en un discurso en el que no renunció al humor, pero reprochó las carencias a las que se enfrentan los artistas.

 “¿Sabe usted, señora ministra, que los autores no tenemos siquiera seguro de desempleo? –preguntó el actor–. El figurante, el encargado del vestuario, todo el mundo tiene derecho a uno. ¿Por qué esta discriminación? Sebatián Thiéry  aceptó que un actor pueda hacer un teatro sin disfraces o sin trajes para entretener a la audiencia, pero no sin autor. La retransmisión de los premios por televisión fue retrasada varios minutos con la advertencia que algunas escenas no eran aptas para menores de 12 años. Y el actor se presentó como había venido al mundo, acaparando la atracción de todos los curiosos. Entre ellos, la propia ministra de Cultura, Madame Fleur Pellerin.