sábado, 23 de mayo de 2015

España, en silencio.




El pasado miércoles fue en España “un día sin música”. El mundo de la cultura presentó en el Congreso cerca de 220.000  firmas contra el IVA. La petición contra el “ivazo” fue apoyada por el mundo de la cultura en general y por la música en particular, al registrarse un cese inmediato de actuaciones en directo con el fin de reivindicar la bajada del IVA de la cultura. A la concentración asistieron numerosos artistas y profesionales del sector, así como los grupos de la oposición con grupo parlamentario propio. Las organizaciones que impulsaron esta iniciativa fueron: Asociación de Promotores Musicales (APM), Asociación Estatal de Salas de Música, en directo (ACCES), La Noche En Vivo-Asociación de Salas de Música, (LNEV), Associació Professional De Representants (ARC), Promotors i Managers de Catalunya, Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo (ARTE), Associació de Sales de Concerts de Catalunya (ASACC), Musika Industriaren Elkartea (MIE) y Kultura Live-Asociación de Salas Privadas de Música en Directo De Euskal Herria.

Serrat, El Barrio o Elefantes fueron algunos de los artistas que cancelaron sus actuaciones para este día y numerosos promotores evitaron convocar actuaciones en esta jornada. Asimismo, durante estas últimas semanas, muchos de los artistas borraron el 20 de mayo de sus agendas y se fotografiaron con la boca tapada, simbolizando el silencio que reinaría el miércoles, 13 de mayo, en las principales ciudades de España. Ese día, la mayoría de las salas de conciertos de las principales ciudades españolas cerraron sus puertas con un mensaje en sus puertas: “Cerrado por el IVA”.  Entre los numerosos artistas que apoyaron la iniciativa, Vetusta Morla, Pablo Alborán, Alejandro Sanz, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Miguel Bosé, Manolo García, Sergio Dalma, Estopa o Kiko Veneno. Ya fueran “indies”, cantautores o artistas más comerciales, numerosas fueron las voces que se unieron para llamar la atención sobre la situación actual de la industria, dejándose fotografiar con la boca tapada, anticipando lo que podría suceder, en su opinión, de mantenerse el actual IVA. Entre ellos, Leiva, Luis Eduardo Aute, Rosendo, Camela, Ana Torroja, Amaia Montero, Los Secretos, El Canijo de Jerez, David De María, Celtas Cortos, Tomasito, Chenoa, Eladio (y Los Seres Queridos), Rulo y la Contrabanda, Elefantes, Manuel Carrasco, El Barrio, Carlos Baute, La Habitación Roja, Coque Malla, Álex Ubago, Mikel Erentxun…        

La subida impositiva al 21% provocó este día un silencio en toda España. Ni conciertos, ni vinilos girando, ni reproductores de escucha en línea en marcha, ni hilo en las tiendas. La industria de la música en vivo lanzó su grito más silencioso y aspiró a convertir esa jornada en  "Día sin música" por un IVA cultural que les tiene, dicen, en “niveles de supervivencia”. Los firmantes del documento solicitan que el 21% de IVA fijado actualmente se reduzca hasta el 4%. Utilizando datos del propio Gobierno, el mundo de la cultura ha perdido entre 40.000 y 50.000 puestos de trabajo desde que, en septiembre de 2012, el tipo impositivo que grava la música en vivo subió drásticamente del 8% al 21%. APM denuncia que se ha perdido un 30% de asistentes a los conciertos, con márgenes de beneficio cada vez más exiguos para los promotores por el obligado pago adicional de otro 10% en concepto de autores. Eso, añaden desde esta asociación, deja a los empresarios españoles en una situación de inferioridad para competir en el mercado internacional de contrataciones con países vecinos como Francia, “donde se paga cuatro veces menos de IVA” y que pueden ofrecer mejores ofertas a los artistas. Egea advierte: “Si nos quedáramos fuera del circuito internacional por completo, estaríamos muertos, porque luego costaría mucho volver a él; por eso se está haciendo un enorme esfuerzo para traer artistas al menos a una ciudad, pero estamos funcionando sin márgenes”.