jueves, 7 de enero de 2016

A Valencia llegaron las tres Reinas Magas y las protestas de la derecha.


Se fue el alcalde Ribó de copas -escribe Alfonso Rojo-  y volvió con 3 'amigas' de un local con muchas lucecitas.

El pasado domingo en Valencia se celebró una fiesta que conmemora la igualdad, libertad y fraternidad (tres palabras de género femenino). El alcalde, Joan Ribó, recibió a las tres magas en el edificio consistorial y los cuatro saludaron desde el Ayuntamiento y la ciudad de Valencia celebró la Cabalgata de la Infancia de la mano de la Societat Coral El Micalet. Joan Ribó recuperó un acto celebrado por primera vez, en 1936, por el Ministerio de Instrucción Pública de la Segunda República, y por última, en 1937. La cabalgata recorrió el centro de la ciudad hasta terminar en el Ayuntamiento de Valencia, en cuyo balcón el alcalde, Joan Ribó, ovacionó a las tres “magas de gener” (“magas de enero”), Libertad, Igualdad y Fraternidad,  protagonistas del evento y representantes de los valores republicanos.

Muy pronto,  las redes sociales se llenaron de mensajes en contra de esta iniciativa: “Como cambia el cuento –decía un internauta–: el alcalde de Valencia recibe a tres mujeres de mala vida”. “Hay que ser ridículos –apuntaba un segundo–, estas Magas no tienen sentido del ridículo!”. “Magas, y una mierda –protestaba un tercero–. Son sólo una mala copia de las hermanas de ‘El retorno de las brujas’. Otro atacaba con: “Qué carajo importa a los cristianos que se haga una fiesta laica. Pero, si es laica ¿por qué en estas fechas? Qué causalidad ¿no? Pues a inventar…”. Y el periodista Alfonso Rojo, desde su Periodista Digital, se hizo adalid de estas cuestiones, haciendo unas polémicas declaraciones en las que criticó con dureza la representación de Melchor, Gaspar y Baltasar en la cabalgata laica valenciana. “Parecen prostitutas sacadas de un ‘western’, pero son las reinas magas de Valencia”, tuiteó el diario levantino para promocionar su crónica del evento. Un desafortunado comentario que indignó a miles de personas en la red. El medio digital no se quedó ahí, sino que además criticó “las cabalgatas ridículas de los podemitas”, al referirse también a la organizada en Madrid por Manuela Carmena. “La izquierda imparte doctrina a los niños”, añadió el texto. 

Tras la polémica que levantó la cabalgata de las tres ‘reinas magas’, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valencia, encabezado por el alcalde Joan Ribó, señala que “el tiempo de la censura, afortunadamente, ya ha pasado”. Asimismo, explica que el desfile laico de las magas de la Libertad, Igualdad y Fraternidad no estuvo organizado por el Ayuntamiento, sino por la Societat Coral El Micalet, una entidad cívica. Y destaca que el único acto organizado por el consistorio ha sido la tradicional Cabalgata de Reyes del 5 de enero. “Si la oposición quería que se impidiera el acto del domingo, se tendría que haber dirigido a la sociedad civil que organiza los actos y explicarles por qué ahora quieren prohibir a la gente que organice fiestas para niños”, recalca. Del mismo modo,  añade que “cada día se organizan en Valencia decenas de actos y los concejales de cualquier grupo municipal son libres de acudir o no, pero no porque no les guste un acto se tiene que vetar”. E indican que “el alcalde debe ser el alcalde de todos e, igual que recibió a los jóvenes cristianos de Taizé la semana pasada en un acto formal dentro del hemiciclo, también recibe una actividad multitudinaria como la cabalgata de ayer”. Por su parte, Pere Fuset, concejal de Cultura Festiva, responde a las críticas a través de Twitter: “Una asociación cultural ha llevado a Libertad, Igualdad y Fraternidad al Ayuntamiento de Valencia y el alcalde la ha recibido”.

No hay comentarios: