sábado, 9 de enero de 2016

(Y II) ¿Quién es Antonio Moreno Alfaro?

Un jubilado español contra la ‘gran estafa’ de las eléctricas.

Desde que lo despidieron de  Landis & Gyrs, fabricante suizo de contadores donde trabajaba en Sevilla, Antonio Moreno Alfaro –tenía entonces 51 años– no volvió a ejercer su oficio pero, dedicó su jubilación a denunciar y corregir un sector esencial en su vida. “Paso delante del ordenador diez o doce horas diarias –confiesa hoy este colegiado número 598 del Colegio de Ingenieros Industriales de Sevilla–. El domingo es el único día en que salgo a dar un paseo con mi mujer. Estoy atado a la pata de la mesa”. Subraya que no habría podido sin el apoyo de su mujer, Ana Gómez, médica hematóloga quien, con su trabajo, ayudó a mantener el hogar de cuatro hijos, donde él cobraba sólo la ayuda para parados mayores de 52 años. Los dos hijos varones, Antonio y Pablo, diseñador industrial el uno e ingeniero electrónico y de telecomunicaciones el otro, le montaron la web y le enseñaron a programar con lenguaje htm. Cuenta que lo echaron de su trabajo bajo la acusación de robar documentos, pero señala que la carpeta que se llevó el día que lo despidieron se la entregó al juez para denunciar que los fabricantes de contadores, reunidos en el “grupo clandestino Contact”, se estaban repartiendo ilegalmente el mercado. Y que la causa real de su despido fue que se negó a participar en esas reuniones y lo reveló.

Endesa pidió que cerraran su página por calumnias pero el juez dictaminó que le amparaba la libertad de expresión. Cada denuncia que publicó se basaba en documentos oficiales y en los casos que le enviaban los consumidores. Como el de una mujer de Cádiz cuya factura pasó de 30 euros a más de mil. Enseña su bandeja de correo, estafaluz@gmail.com, con 6.994 mensajes recibidos desde que cambió a gmail, hace cuatro años. Ha respondido a 5.400 y dice que debe contestar al resto. Las misivas han aumentado desde que, hace unos días, elconfidencial.com le hizo una entrevista. Y no ha dejado de recibir el apoyo de Antonio Romero y, ahora, de José Luis Centella.

¿En qué se basa para afirmar que las grandes eléctricas llevan estafados 11.224 millones de euros a sus clientes desde diciembre de 1984, creciendo, “con la complicidad de los gobiernos del PSOE y el PP”? Antonio Moreno explica que “la estafa ha aumentado” porque la evolución del precio legal por el alquiler “no se ha vinculado, como sería lógico, al del coste del aparato, sino al del precio del kilowatio/hora, que no ha dejado de subir”. A ese dinero cobrado indebidamente, según sus denuncias, hay que sumar los kilovatios facturados de más por los contadores que no miden bien. Enseña un estudio de la organización de consumidores OCU que reveló, en el año 2000, que el 80% de los contadores que analizaron contaban de más. OCU calculó una sobrefacturación anual de 8.500-14.800 millones de pesetas. Con el fin de mejorar la medición, desde 2010, se están sustituyendo por los telegestionables, pero Antonio Moreno advierte de que éstos tampoco están exentos de error y que sigue sin haber una verificación sistemática. Y, aunque la “estafa masiva seguirá, hasta que el Gobierno fije un protocolo de verificación y baje el alquiler”, de momento se felicita por sus victorias. Calcula que sus denuncias le han ahorrado a los consumidores y hecho perder a las empresas, al menos en teoría, unos 600 millones de euros. En la práctica, sin embargo, le llegan casos en que la empresa -enseña uno con Endesa- sigue cobrando el cambio de contador y sólo devuelve el dinero tras una engorrosa reclamación. Y, se pregunta: “¿Quién pierde días para recuperar once euros? Goliat va así arañando millones…”.

¿Dejará su lucha? “Ni con millones de millones que me dieran –confiesa abiertamente–me callarían”. Este hijo único se lo debe a sus padres –repartidor de giros telegráficos– por su apoyo para que fuera ingeniero; y se lo debe a los que le piden ayuda. “Es como el que es médico y ve que atropellan a alguien. ¿Cómo no va a ir a ayudarlo?”. 

1 comentario:

Sevillana.. dijo...

Larga vida te deseo,que la felicidad nunca te falte. Gracias por la gran labor, y coraje que tienes..