domingo, 3 de abril de 2016

Andrés Bódalo, un andaluz de Jaén.

El concejal de Jaén en Común, Andrés Bódalo

El Ayuntamiento de Jódar, pueblo con 12.300 habitantes y con más de un 70 % de los trabajadores en paro, se asomaba esta semana a la actualidad nacional al ordenar la Audiencia Provincial de Jaén el ingreso en prisión de Andrés Bódalo, uno de sus concejales más combativo de los últimos tiempos, después de haberlo condenado a tres años y medio de cárcel “por haber agredido a Juan Ibarra, teniente alcalde del mismo ayuntamiento, en 2012, durante una protesta de jornaleros” y por una falta de lesiones según la sentencia, “al agredirle, con puñetazos y patadas”. Los hechos ocurrieron el 27 de septiembre de 2012. Ese día, los integrantes del SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores) del que Bódalo es miembro, acudieron al Ayuntamiento a declarar sobre un expediente sancionador interpuesto tras un encierro de varias semanas en el que los jornaleros protestaban contra la situación de desempleo. En un momento dado, se produjo un altercado entre los sindicalistas, a los que no dejaban entrar juntos a la sede municipal, y el teniente alcalde socialista Juan Ibarra Marín. “Este –explica el edil, José Bódalo– quiso entrar a la fuerza por encima de los manifestantes. Se produjeron algunos empujones pero la cosa no fue más allá. Luego éste nos denunció como acusación particular con una querella penal. Se celebró un juicio y Juan Ibarra, declaró que había sido agredido y que temió por su vida. Hubo declaraciones a nuestro favor por parte de la Guardia Civil que certificó en todo momento que no hubo agresiones por parte mía hacia nadie”. Pero, el juez condenó a Andrés Bódalo a 3 años y medio de prisión, a más de nueve meses de multa, pagando 6 euros al día por atentado contra la autoridad, y un mes de multa a razón de 6 euros el día por una falta de lesiones. Además le aplicó el agravante de reincidencia.

      
 El concejal de Jaén, Andrés Bódalo, durante la acampada.

Andrés Bódalo ya había dejado claro que, para él, aquella era una “condena política”, que no se considera una persona violenta, que no ingresaría en la cárcel por su propio pie y que, una vez preso, seguiría ejerciendo incluso entre rejas. Así que esperó su detención en una acampada organizada en Jaén, arropado por miembros del SAT y de Podemos. Entre los personajes que asistieron a la misma, se encontraba la secretaria general en Andalucía, Teresa Rodríguez. El plazo para ingresar voluntariamente en prisión finalizaba el lunes. Bódalo se encontraba el miércoles en la Plaza Portillo de San Jerónimo, donde está la sede del SAT. Allí había quedado con compañeros para acudir juntos a la concentración prevista ante la sede de la Subdelegación del Gobierno. La presencia de miembros de la Policía Nacional comenzó a ser notoria desde primeras horas de la mañana, con varios furgones. Para evitar altercados, la concentración se trasladó a las puertas de la sede del SAT, donde Bódalo era apoyado por Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda, por Diego Cañamero, máximo exdirigente del sindicato de jornaleros, y por la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez. Ésta confirmaba que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y los líderes nacionales de Podemos e Izquierda Unida, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, respectivamente, habían firmado y encabezado un manifiesto en el que se pedía el indulto para el sindicalista, sumándose al mismo los alcaldes de Cádiz, José María González, el de Zaragoza, Pedro Santisteve, ambos de Podemos, junto con la periodista Olga Rodríguez y el actor Alberto San Juan.

Bódalo, rodeado de los suyos.

“No me voy a resistir ni me voy a esconder”, había declarado Bódalo a los periodistas,  reiterando su inocencia: “Aquí estoy para cuando vengan. Mi condena a la cárcel se debe a la persecución política y judicial contra el SAT”. El nombre de Andrés Bódalo se unió a otros integrantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores que se enfrentaban a condenas judiciales tras participar en protestas. Desde IU y Podemos se había mostrado su apoyo y se había hecho una campaña en redes sociales, pidiendo su indulto. “Estoy tranquilo y me mantengo firme –declaró Bódalo antes de ser detenido–. Noto el apoyo que estoy recibiendo de los colectivos sociales, sindicales y la gente que ha llegado a Jaén”. Se convocaron varias manifestaciones para pedir su indulto y rechazar la condena “totalmente desproporcionada”. Su familia había pedido el indulto de forma oficial a la Subdelegación del Gobierno y los servicios jurídicos del sindicato habían presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. Bódalo recordó que el SAT tiene 600 miembros pendientes de juicio, con peticiones de más de 300 años de cárcel y más de un millón de euros en multas. “Esto no es novedoso –afirma–. Los 40 años de lucha por la reforma agraria en Andalucía y por nuestros derechos han conllevado una persecución política y judicial de una manera brutal”. Considera que esta persecución está teniendo especial dureza en los dos últimos años. Pero insiste en que seguirán “saliendo a la calle con firmeza”. “Los poderes jurídicos, políticos y policiales están dispuestos a llevarnos a la cárcel y meternos entre rejas. Podrán hacerlo físicamente –reconoce–, pero somos inocentes. Además, no me han dejado defender”. Este caso se suma a otros conocidos en los últimos tiempos, como la detención y posterior liberación Diego Cañamero, sindicalista del SAT, el pasado mes de agosto, o la condena a Fran Molero, tras participar en la manifestación de “Rodea al Congreso”. 

        Bódalo, junto a Teresa Rodríguez y a Diego Cañamero, secretario general del SOC  y ex portavoz nacional del SAT. 

Entre los apoyos que Bódalo había recibido en las últimas horas, resaltamos el de Podemos, cuyo líder, Pablo Iglesias, pedía públicamente su indulto, asegurando que “el derecho a la protesta no debe suponer cárcel”. “No estamos dispuestos a perder las libertades –escribió en su perfil de Twitter–. Bódalo ejercerá, desde su celda, su condición de concejal ya que ha dejado claro, en los últimos días, que no va a renunciar a su acta, argumentando que se trata de ‘una condena política’ ”. Una condena de tres años y medio de prisión y una multa de 1.800 euros. En la sentencia, se especifica que el concejal de “Jaén En Común” profirió “varias patadas” al socialista Ibarra, que también fue “golpeado con los puños”. El alcalde socialista, José Luis Hidalgo, lamentaba que la localidad esté en boca de todos por los sucesos violentos que ocurrieron en septiembre de 2012. “Todos lamentamos la situación que se está viviendo. Ojalá no se hubiera producido y nadie tuviera que ir a prisión. Pero, en lugar de pedir perdón, Bódalo siguen insultando y vilipendiando a las víctimas”, asegura el regidor socialista. Pero la plana mayor de Podemos, con la secretaria general de Andalucía, Teresa Rodríguez, al frente, se desplazó a Jaén y pidió que Bódalo, número uno en la lista de la formación morada por la provincia jiennense en las pasadas generales, no ingrese en prisión. Alrededor de un centenar de personas se habían concentrado a las puertas del Sindicato Andaluz de Trabajadores sin contar con permiso para la concentración, por no solicitar la autorización a tiempo, según confirmaba la Subdelegación del Gobierno. “No estamos dispuestos a perder las libertades –defendía Iglesias en su cuenta de Twitter–. Por eso, el derecho a la protesta no debe suponer cárcel”.

           Varios centenares de personas se manifestaron el miércoles, en Jaén, para apoyar a Andrés Bódalo.

Sobre Bódalo había recaído la condena más grave, al acumular otras cuatro sentencias en su contra por “actitudes violentas”. En 2010, fue condenado por asaltar la Consejería de Agricultura con el Sindicato de Obreros del Campo (SOC), y, dos años más tarde, por destrozos a una heladería de Úbeda durante la huelga general del 2002. El 27 de septiembre, la Policía Local advirtió a los manifestantes de que “no podían entrar todos juntos a declarar en las dependencias municipales sino de uno en uno”. Se produjo “una discusión” y “los jornaleros encerrados que habían salido para realizar su marcha diaria decidieron solidarizarse con sus compañeros”. Se produjo “una sentada” de unas 60 ó 70 personas “por cauces pacíficos” hasta que, en un momento dado, Juan Ibarra, teniente de alcalde de dicha localidad, al entrar en las dependencias consistoriales tras haber salido momentos antes a tomar café, escuchó que Blasa López gritaba: “Ahí viene el Ibarra, vamos a por él”. Entonces –dice la sentencia– varios participantes en la sentada “se abalanzaron sobre el concejal, arrinconándole contra la pared, siendo golpeado con los puños por Andrés Bódalo y Francisco Javier Angulo, y recibiendo varias patadas”. Un cordón policial protegió al concejal. Finalmente, se calmaron los ánimos y volvieron al encierro en la Casa de la Cultura. El auto especifica que la actitud violenta de cuatro personas concretas “no desnaturaliza el acto de protesta que se estaba llevando a cabo ni criminaliza el comportamiento de todos los participantes”. Y no condena la protesta sino la agresión al edil socialista. Ibarra señala a Bódalo “sin lugar a dudas”, como el agresor. La Guardia Civil, en cuyo testimonio se basó el SAT para acusar a la Policía Local de mentir y poner en duda su relato de los hechos, se limita a asegurar que no presenció el momento de la agresión porque había acudido a pedir refuerzos.

      Teresa Rodríguez pretendía evitar la entrada en prisión de Andrés Bódalo.
.
Teresa Rodríguez advierte que, hace cinco años, “la calle se llenaba de gente luchando contra la crisis” y asegura que “el SAT ha protagonizado muchas luchas en Andalucía y nunca jamás he visto una acción violenta, en 18 años”. Recuerda que el sindicato acumula hoy más de un millón de euros en multas y 600 procesados en suelo español. Y lamenta la dureza de la pena de tres años de cárcel para Bódalo, asegurando que, bajo el delito de atentado a la autoridad, “puede pasar que caiga cualquiera”. “En la literalidad de la sentencia, jamás se dice que hubo lesiones”, defiende, aunque sí aparece en el relato de los hechos probados. “Es una pena absolutamente desproporcionada para lo que ocurrió”, defiende la Secretaria General de Podemos en Andalucía, y asegura que Bódalo tiene “familiares enfermos y menores a su cargo”, mencionando “a sus nietos”. La líder de Podemos se queja de que haya “trato de guante de seda para los corruptos en este país” y se dicte, en este caso, una pena de prisión “que es muy dura”. Recuerda que la alcaldesa de Barcelona, el alcalde de Zaragoza, gente del mundo de la cultura y periodistas, se han sumado a la petición de este indulto “por una cuestión humanitaria”. “Si no estuviéramos aquí, nos estaríamos traicionando a nosotros mismos porque nosotros venimos de ahí”, admite Rodríguez, que fue miembro de Izquierda Anticapitalista y siempre se ha mostrado muy cerca del SAT. 

         Pedro Sánchez: “Andrés Bódalo nada tiene que ver con el poeta Miguel Hernández”.

Por su parte, Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, afirmaba el pasado jueves que Andrés Bódalo, “nada tiene que ver” con el poeta Miguel Hernández, con quien la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, lo comparó. “Desde luego –remarcó Sánchez– la figura de este personaje nada tiene que ver con Miguel Hernández. Le hace un flaco favor a la memoria y a la historia de un escritor y un intelectual de su talla”, incidió Sánchez en rueda de prensa en el Congreso. El líder socialista insistió en que condenaba “rotundamente” el comportamiento de Bódalo y criticaba a quienes lo defendían, porque lo que hizo, a su juicio, “en absoluto tiene que ver” con la obra de Hernández. También Antonio Hernando, portavoz del PSOE en el Congreso, tildó de “lamentable” la actitud de Podemos y de sus dirigentes defendiendo a Bódalo. “Me parece bastante lamentable. Es uno de los casos en los que Podemos se equivoca de cabo a rabo. No puedo estar más en desacuerdo con la actitud de Podemos” denunció Hernando en declaraciones en la COPE. 

Julio Anguita, exlíder de IU.

Por el contrario, Julio Anguita, histórico dirigente del Partido Comunista y de Izquierda Unida, sale en defensa de Andrés Bódalo, llamándolo “una víctima de la justicia”. Para explicarse, cita a Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), quien llegó a afirmar, en 2014, ante el ministro de Justicia, que la actual Ley de Enjuiciamiento Criminal está “pensada para el robagallinas y no para el gran defraudador. Y es inservible para los delincuentes de alto copete”.  Anguita defiende a Bódalo para quien “no consta o no se ha probado que haya habido agresión a nadie”. Y pide el indulto para él. “No se puede meter en la cárcel a una persona que no se ha demostrado nada de aquello de lo que se le acusa y mantener en la calle a tanto delincuente. Desde la cárcel –añade– donde injustamente está, espero que siga manteniendo sus ideas y que confíe en la lucha y en el apoyo que está teniendo”.

       El SAT celebra la anulación de las multas impuestas por el alcalde socialista de Jódar, José Luis  Hidalgo.

En aquel 2012, el PSOE gobernaba en el municipio, después de años de mayorías absolutas de Izquierda Unida, que perdieron en 2007. Entonces, los socialistas se quedaron apenas a 28 votos del noveno edil, que les habría dado la mayoría absoluta, e IU y PP sellaron un pacto municipal para hacerse con la alcaldía. Fue Bódalo el que, como miembro de IU y megáfono en mano, defendió ese acuerdo, alabando al edil del PP bajo el grito de “Juan, amigo, el pueblo está contigo”. En 2011, el PSOE logró una mayoría absoluta que ha vuelto a reeditar en 2015. En el año en que ocurrieron los hechos condenados, “la crispación todavía era mucha en el municipio y había gente dispuesta a todo para que no gobernáramos”, recuerda el actual alcalde, el socialista José Luis Hidalgo, quien cuenta en esRadio que Bódalo “se hartó de dar patadas y puñetazos” al socialista Juan Ibarra. “El socialista agredido –relata Hidalgo–, se retiró de la vida pública y lo ha pasado muy mal estos años. Hablo en su nombre, más como amigo que como alcalde. Esto le ha afectado mucho. Estaba tan cansado que no pudimos convencerle para que siguiera en la vida pública. Estamos indignados cuando escuchamos en los medios de comunicación a dirigentes de Podemos decir que Bódalo y los demás condenados estaban defendiendo los derechos de los trabajadores. Es absolutamente falso”, insiste el regidor socialista. Versión que no coincide con la ofrecida por los mismos trabajadores. No cabe olvidar que, en octubre del 2013, el Juzgado de Instrucción nº 2 de Jaén absolvía al primero de los imputados del SAT por la ordenanza municipal de ruidos impuesta por el Ayuntamiento de Jódar. El juez desestimaba la posibilidad de recurrir al Ayuntamiento declarando, por tanto, la susodicha ordenanza como anticonstitucional y contraria a la libertad de expresión. Eran un total de 11 los multados por anunciar con megafonía asambleas y movilizaciones promovidas desde el SAT, a razón de 1500 € cada uno. La ordenanza contemplaba sanciones de entre 300 y 1500 € pero, para los militantes del SAT, no hubo piedad y se exigieron 1500 € para todos. Mientras tanto, todo tipo de actos culturales así como de venta ambulante eran anunciados sin tener consecuencias políticas. Estaba claro: la ordenanza no era para garantizar el descanso de los vecinos sino una estrategia para callar la boca al SAT en el pueblo más combativo de la provincia de Jaén.


El pasado jueves, Teresa Rodríguez escribía en Público.es el siguiente artículo, titulado “El cuello de Andrés”, coincidiendo con los 74 años de la muerte de Miguel Hernández en la prisión de Alicante: “Bódalo Pastrana nació en 1973, en una cueva en Jódar (Jaén), el pueblo con más cartillas agrarias de Andalucía, con más jornaleras y jornaleros. Era el octavo de diez hermanos. Su padre era ‘marchenero’ y andaba de  pueblo en pueblo por las provincias de Jaén y Granada con un borrico y una bicicleta con una piedra de afilar, un colchón, una manta y la prole. Cuando llegaba la temporada de la aceituna todos buscaban patrón. Cuando tenía 10 años Andrés empezó a trabajar en una cuadrilla. Desde entonces hasta hoy su vida ha estado atada a la tierra. Allí fue donde Andrés se hizo sindicalista. Sindicalista en uno de los oficios más duros de este país. No en vano hubo un tiempo en que pensamos que era cosa de inmigrantes procedentes de países empobrecidos, que no volveríamos a tener que ganarnos la vida en la penosa precariedad en que tristemente se ganan la vida quienes recogen y siembran nuestros alimentos. Pero ahora el hambre también llegó aquí. Andrés tiene tres hijos y una nieta enferma y todos dependen de su salario. El 51,1% de las niñas y los niños en Andalucía están en riesgo de pobreza y exclusión según Unicef. Hoy. Ahora. Aquí”.

Andrés Bódalo, con su compañera, Rosi.

Teresa Rodríguez prosigue: “¿Por qué me acuerdo de Andrés, hoy encarcelado, cuando releía a Miguel Hernández en el aniversario de su muerte? ¿Por qué un tuit ha molestado a los bienpensantes y dado gasolina a quienes no han leído a Miguel Hernández en la puñetera vida? Esos que hubieran criminalizado al poeta por rojo y por violento. Esos mismos herederos del régimen que lo asesinó. Todos ellos, rasgándose las vestiduras y ensalzando a un poeta que no conocen, con el que nunca se emocionaron, al que mirarían con desdén desde sus tribunas que se distancian un abismo de la tierra y del arado. Me acordé de Andrés releyendo a Miguel por ese poema: por el niño yuntero, por los esfuerzos enormes de sus amigos, de Neruda, de José María Cossío, del vicario de Orihuela Luis Almancha entre muchos otros intelectuales y amigos (…) Me acordé de Andrés por ‘Andaluces de Jaén’, hecho himno por las gentes del campo andaluz, por acabar en la cárcel y porque, ¿qué quieren que les diga?, en los ojos y, sobre todo, en las manos durísimas del jornalero Andrés, yo veo a Andalucía que es mi madre. Nunca pretendí comparar a las dos personas. Son diferentes, pero me molesta sobremanera que el perdón y el respeto le lleguen siempre con 50 años de retraso a quienes en su época fueron denostados, injuriados, encarcelados y asesinados. (…)  Discuto a mis compañeros y amigas del SAT que no tengan asesores de comunicación ni una estrategia jurídica clara y eficaz ante el aluvión de multas, criminalización y demandas que llevan a las espaldas y que les llegarán. Manejan un heroísmo y un voluntarismo cristiano que, a ratos, me desespera por suicida, por ineficaz, por antipragmático. Desempleo, miseria, pobreza infantil, emigración. Lo mejor es esconderse a salvo, hacer discursos que no dicen nada, no arriesgar y ganar siempre.
Gloria por siempre a Miguel y libertad para Andrés.

                               Pintadas en Jódar, que reivindican la puerta en libertad del concejal, Andrés Bódalo.

Cerca de medio centenar de pintadas con alusiones al concejal de Jaén, André Bódalo, aparecieron este final de semana en Jódar, provocando la indignación del secretario general del PSOE y alcalde del municipio, José Luis Hidalgo, quien denunció el “vandalismo organizado” que ensució calles y edificios públicos. Según se informó desde el PSOE, las pintadas se concentraron en la sede local socialista, en edificios municipales y en el instituto de enseñanza secundaria, Juan López Morillas, el más afectado. “Son ocho pintadas –protestó Hidalgo– en un instituto que está impecable, recientemente reformado y que acoge a casi mil alumnos”. El primer edil socialista criticó que las pintadas coincidieran con “con la llegada de Diego Cañamero y sus compañeros del SAT”. El responsable socialista advirtió a través de un comunicado que no iba a consentir que se reprodujeran acciones de este tipo, “que atentan contra la imagen del municipio y que causan un coste económico por su reparación”. Añadió que “los vecinos están hartos de que estos grupos organizados, que incluso proceden de otras provincias, manchen el buen nombre de Jódar”. Y advirtió que el Ayuntamiento había iniciado ya la pertinente investigación para determinar la identidad de los autores y proceder a las correspondientes sanciones. “Aquí hay una ley que hay que cumplir y hacer cumplir”, remató Hidalgo.


Cambiando de registro, entramos en el humor de esta semana. Y comenzamos con un rumor que parece confirmarse. En efecto, la NASA quiere mandar al espacio las frases de Rajoy. “El humor es nuestro mejor embajador ahí fuera”, asegura el director de la Agencia Espacial.


Rokambol News anuncia que Fernández Díaz promete encontrar algo contra Podemos, “por mis santos cojones”. Interior buscará ahora en la capa freática de la corteza terrestre. “Los santos cojones del ministro del Interior transmitieron ayer en rueda de prensa su plena confianza en Fernández Díaz, en su templanza y en el olfato de sus mejores policías, y se mostraron absolutamente convencidos de que más pronto que tarde el resto de su cuerpo encontrará serios indicios de corrupción, depravación, alienación, aviación, urbanización y yuxtaposición contra la formación de Pablo Iglesias”.


El arzobispo de Granada asegura que las ranas pueden curarse y dejar de ser anfibias. La Iglesia no comprende a los batracios pero los respeta. Monseñor Francisco Javier Martínez ha aprovechado la celebración de la Pascua para lanzar un mensaje de esperanza a todos los batracios españoles y les ha ofrecido el apoyo absoluto de la Iglesia para que puedan abandonar su condición de anfibios y elegir una de las dos opciones lógicas que la naturaleza les brinda. “Terrestres o acuáticos, pero no hagamos cochinadas con nuestro cuerpo”, ha dicho el prelado. La Iglesia admite, por fin, que lo que recauda por la casilla del IRPF le pone burra. “Encontrarnos con 240 millones cada año es algo indescriptible”, reconoce. Rajoy, por otra parte, salva a los suyos. Y Cañizares, arzobispo de Toledo de 2002 de 2008, eligió portar una 'capa magna' en la ordenación de dos sacerdotes en 2007, una prenda que el papa Pablo VI desaconsejó en 1969. La prenda, de más de cinco metros de longitud, requiere de un ayudante que sostenga su tramo final (más imágenes) y ha provocado numerosos comentarios en tono de mofa en Twitter. Finalmente, mostramos esta foto de la Semana Santa para Iglesias.




El humor semanal de El Roto, Forges, Peridis, Atxe, Ros. L’Avi, Vergara, Ros, Fontdevila, Ferrán, J. R Mora, Pat …



















Pep Roig presenta su Futuro imperfecto, ¿Arden las autonomías?, Descaro a la española, La clase de clases, Los privilegios de los privilegiados, Salto a la fama, Ana Botella, Entre todos la mataron y La sinrazón.









Entre los vídeos de esta semana, el Himno oficial de la Provincia de Jaén, cuya letra fue compuesta por el poeta Miguel Hernández durante la guerra civil. Está interpretado por el famoso grupo andaluz Jarcha. Andaluces de Jaén - Jarcha Ángel F. Ruiz
   
 Paco Ibañez, en el Olympia de París, también cantó Andaluces de Jaén etafarcirapkk
 Andrés Bódalo y otros 17 jornaleros de Jódar ante los tribunales Canal Sur Jaén
 Andrés Bódalo detenido !! Reventar las Prisiones
 Julio Anguita opina sobre encarcelamiento Andrés Bódalo (30-3-16) FrenteCívico Jaén
 ERC (Gabriel Rufián) pide la libertad de Andrés Bódalo Baluarte Digital
Más de dos mil personas se manifestaron en Jódar el sábado, día 2, para pedir la libertad del sindicalista del SAT y concejal de Ahora Jaén Andrés Bodalo, condenado a tres años y medio de cárcel. Miles de personas piden en Jódar la libertad de Bódalo cuartopodervideos