sábado, 23 de abril de 2016

Vero Boquete: “La sociedad es machista y el mundo del fútbol, todavía más”.




Últimamente se ha hablado de los éxitos de la selección femenina, en la que la rémora machista pesa demasiado. Vero es la mejor jugadora de fútbol de España y una de las mejores del mundo. Juega, en la actualidad, en el Bayern de Múnich de la Bundesliga alemana y es la capitana en la selección española de fútbol. Desde febrero de 2015, es embajadora de la UEFA para el desarrollo del fútbol femenino. Vero Boquete es líder deportiva, lleva la presión con total normalidad y es goleadora en los momentos clave, como Cristiano y Messi. Acaba de lograr con la selección femenina española de fútbol la clasificación para la Eurocopa de 2017, lo que da continuidad al sueño del pasado Mundial de Canadá. Embajadora del fútbol femenino español por el mundo, Vero quiere acabar cuanto antes con las malditas comparaciones respecto al masculino en un deporte que todavía sigue arrastrando muchos tópicos machistas.

Ramón Fuentes la entrevista, en Público.es, y ella pone de manifiesto la desigualdad que impera en el deporte rey “Si la sociedad en general es machista –declara Vero–  el mundo del fútbol lo es todavía más. El fútbol es mi pasión, lo que hace que me levante cada día con ilusión y ganas de ser mejor. Con 14-15 años ya lo tenía claro y, desde que supe que era posible, luché siempre para cumplir mi sueño. Los inicios no fueron fáciles. Mucha gente no lo entendía y eso condicionaba mis relaciones de amistad. Mi padre, que era y es entrenador, es también el ‘culpable’ de que yo sea futbolista. Mi madre siempre me ha empujado, apoyado y seguido. Todo lo que soy y lo que tengo es gracias a ellos”. Vero cree que la sociedad sigue siendo machista, en unos países más que en otros, y todavía queda un largo camino para llegar a la igualdad.

Vero reconoce que las capacidades físicas son diferentes entre hombres y mujeres. Piensa que la velocidad y la fuerza del hombre está muy por encima. Pero pide igualdad de derechos para todos. “Me parece muy bien que las jugadoras profesionales de EEUU hayan pedido la igualdad salarial con los hombres. Al final, están pidiendo una igualdad de trato de parte de la Federación. Otra cosa es, a nivel privado, lo que paguen los clubes, pero una Federación debería tratar y pagar con igualdad. Y más cuando resulta que ellas generan tanto o más dinero que los chicos”. Hablando del fútbol femenino, dice que, en España, hasta hace un año, estaba casi olvidado. Piensa que no ha habido nadie encargado ni con capacidad de promover y apoyar el deporte femenino. Y que ahora se empieza y todos remen en la misma dirección será fundamental.

Este año, Vero cree que todo pasa por ganar la Bundesliga. Después le gustaría volver a ganar otra Liga de Campeones aunque sabe lo difícil que es. “En Alemania –reconoce– puedo ser 100% profesional como lo fui en EEUU, Rusia o Suecia. Allí puedo jugar y competir al máximo nivel con y contra las mejores. Esto no quita que cada vez tenga más ganas de volver a España, a mi país y en donde está mi gente. Donde además se juega y entiende el fútbol de la misma manera que yo lo hago... Ojalá, en un futuro próximo, tengamos una Liga más competitiva y los clubes puedan ofrecer mejores condiciones a las jugadoras. Eso aceleraría mi vuelta. No obstante, veo a la selección femenina ganando de una Eurocopa o un Mundial. En España, tenemos mucho talento y muchas cosas que nos pueden hacer ser pronto una potencia mundial. De hecho, ya lo somos en las categorías inferiores. Ahora necesitamos buscar la forma de mantenerlo, de que las jugadoras puedan continuar esta evolución y seguir rindiendo a ese nivel en categoría absoluta”.