viernes, 29 de abril de 2016

Mentiras insulares.


Patxi  Ibarrondo escribe en LQSonos este artículo sobre José Manuel Soria: “Cuando tenía bigote, el ministro dimitido, era un clon exacto de José María Aznar. Su parecido facial era asombroso. Alguien le indicó al canario que sería mejor cambiar de look, sacrificar su bigote de sosias para evitar hacer sombra al líder y procurar sobresaltos a los especímenes y a las secretarias del PP, al abrir de improviso las puertas en calle Génova.

“Hay también otras coincidencias. Aznar optó por ser el mamporrero de Bush en las islas Azores. Allí se desencadenó el infierno yijadista que nos sigue y seguirá atormentando con bombas humanas y víctimas inocentes del fanatismo musulmán. Pero Bush vive tan tranquilo en su rancho de Tejas, ajeno al dolor y el destrozo geopolítico que desencadenó aquella inmensa mentira de las armas de destrucción masiva en Irak. Aznar, en su apasionada declaración de amor le dijo Georges que “siempre tendría un bigogte detrás suyo”. Y, de paso, ha dado numerosas y rentables conferencias de “think tank” FAES, sin saber inglés. Privilegios de ser apadrinado por el presidente del imperio.

“Soria, mientras tanto, se postraba ante los oligopolios de la energía. Ha puesto las facturas por las nubes. Desde luego, fuera del alcance de los parados y de los desfavorecidos de la España de Rajoy. Y, al mismo tiempo, por lo que se sabe en estos días, el canario también tenía querencia por los paraísos fiscales insulares y peninsulares. Panamá y las islas Jersey son su sede. El caso es hacer fortuna; y, entretanto, descansar, pasando las vacaciones en el complejo turístico ilegal de un amigo suyo en las islas canarias. Favor por favor, ya que siempre estuvo implicado en asuntos de especulación urbanística del sol que más calienta.

“Las Azores, las Canarias, las Jersey. Todo un tejido enhebrado por los afortunados de las islas. Las mentiras, en el ámbito de la corrupción, son rentables para los corruptos. Con bigote o sin bigote, pero siempre afeitando un pelo en el aire”.