jueves, 21 de abril de 2016

José María Aznar acusa a Hacienda.

 Aznar acusa a Hacienda.
Aznar, partido de risa en el río de las Azores.

El jueves de la semana pasada, en El Jueves, revista satírica y humorística, publicaba que Aznar aseguraba que Hacienda posee armas de destrucción masiva: “El Ministerio de Hacienda posee armamento ilegal de potencial devastador, según el expresidente José Mª Aznar. ‘Hacienda tiene armas de destrucción masiva. Pueden estar seguros de que digo la verdad. Otra vez’. Y el expresidente proponía ‘bombardear la agencia tributaria de forma preventiva’

La afirmación llegaba después de que varios medios se hicieran eco de que el expresidente había sido multado por Hacienda por intentar evadir 200.000€ en impuestos. Aznar había aprovechado la tertulia del programa “Qué, ¿que no hay cojones?” de radio Intereconomía, un espacio de debate que se define como “abierto y plural, excepto en lo que respecta a zorras feminazis”, invitado a participar en la tertulia del día que llevaba por título ‘Franquismo: ¿Dictadura, o más bien… ‘Dictadura?’.

La mesa redonda transcurría según lo previsto. Con todos los tertulianos dándose la razón los unos a los otros y reivindicando la libertad de expresión. “Tras el quinto coñac, el expresidente del gobierno realizó la confesión: ‘¿Quién me tiene que decir a mí lo que debo o no debo pagar? ¿Hacienda? Mire usted, sabe que yo soy un liberal moderado, pero el Ministerio de Hacienda debería ser invadido, bombardeado, saqueado, quemado, arrasado, violado, masacrado, ¿he dicho masacrado? masacrado y reducido a cenizas’ porque ‘ehm... Tiene armas de destrucción masiva, mire usted’. Y Aznar aseguraba que el poder atacante del Ministerio es ‘altamente peligroso’ y que, si fuera necesario, ‘habría que usar armas de destrucción masiva contra ellos, de forma preventiva’. Esta era la segunda vez que José Mª Aznar utilizaba el pretexto de las armas de destrucción masiva para emprender una guerra que le situaba en la imagen. En 2003 fue en la foto de las Azores, con motivo de la guerra de Irak. Esta vez, en la del gilipollas de la semana.