viernes, 11 de septiembre de 2015

Ada Colau cumple y comienza a castigar a los bancos por retener pisos vacíos.


Ada Colau, nueva alcaldesa de  Barcelona, ya ha comenzado a cumplir sus promesas.  El pasado miércoles imponía las 12 primeras sanciones a entidades financieras por tener durante más de dos años viviendas vacías. Son las doce  primeras sanciones a entidades financieras. Son doce multas de 5.000 euros cada una y llegan después de un plan del anterior gobierno municipal peinara con inspecciones cuatro de los barrios donde más desahucios se han producido en los últimos años, como Ciutat Meridiana o Besòs, y que más pisos vacíos acumulan. De los 12 pisos afectados por las sanciones, siete son de la Sareb (el banco ‘malo’ creado por el Gobierno de Rajoy), cuatro del BBVA y uno del Banc de Sabadell. En rueda de prensa junto al concejal de Vivienda, Colau  también anunciaba que el Ayuntamiento había aumentado las ayudas al alquiler para evitar desahucios de familias con dificultades para poder pagarlo y para "ayudar a los pequeños propietarios" a cobrar. Colau anunciaba asimismo que el Ayuntamiento destinará 3,5 millones de euros a la compra y rehabilitación de vivienda ejerciendo el derecho de tanteo y retracto para destinarlas al alquiler social, y que trabaja para adquirir 17, siete de las cuales previsiblemente pasarán a ser propiedad municipal en el plazo de un mes

“Nuestra vocación –explicaba Colau– no es la mera sanción sino que sean multas coercitivas, incentivar la movililización del parque. Es la obligación de cualquier responsable público: utilizar todos los recursos posibles para hacer frente a la emergencia habitacional”. Y remarcó que los bancos deberán pagar estas primeras sanciones aunque encuentren un inquilino para sus pisos a partir de ahora. Ada Colau explicó en rueda de prensa que la cifra de desahucios en Barcelona sigue siendo “alarmante”, por lo que ha impulsado la aprobación de una serie de medidas que irán más allá de las multas. Entre ellas figuran comprar viviendas, ampliar los fondos para ayudas de alquiler y los criterios para acceder a ellas. La alcaldesa ha recordado además que la posibilidad de multas a los bancos estaba sobre la mesa desde hace más de un año.

 Desde que fue investida en junio, la alcaldesa no ha dejado de decir que la prioridad de su gobierno es la vivienda y se estrenó en el cargo en Nou Barris, el distrito donde más desahucios se producen. La PAH inició el año pasado, cuando era liderada por Colau, una campaña para que los ayuntamientos emitieran este tipo de sanciones, siguiendo el ejemplo de Terrassa, el primer municipio a sancionar un banco por tener pisos vacíos. De hecho, la cocapital vallesana también ha ganado dos batallas judiciales a Bankia por este tipo de multas y allana así la senda a otros ayuntamientos que se han añadido a esta iniciativa, como Santa Coloma y Barcelona, ya que se prevé que las entidades bancarias recurran las sanciones.

El objetivo del gobierno municipal de Barcelona en Comú es cerrar el mandato con 8.000 pisos de alquiler social más en el parque de la ciudad: 4.000 procedentes de movilizar pisos vacíos o de rehabilitar; y los 4.000 restantes de obra nueva. La alcaldesa de Barcelona se reunió el pasado martes al mediodía con el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu. Con Oliu, Colau cierra la ronda de contactos con responsables de entidades financieras, entre ellos el presidente de La Caixa, Isidre Fainé.