viernes, 13 de mayo de 2016

Agredida la directora de El Jueves, después de que la revista publicase una portada antinazi.

Agredida la directora de El Jueves, después de que la revista publicase una portada antinazi.

Un encapuchado sorprendió a Mayte Quílez, a las puertas de su casa, cuando volvía de hacer aerobismo. Por lo visto el agresor conocía a su víctima y sabía perfectamente que era la directora de la revista humorística desde que Alberto Monteys dejara su puesto, en el 2011. Lo grave es que la agredió violentamente, propinándole un puñetazo a la cara cuando Mayte llegaba a la puerta de su domicilio. El motivo apuntado parece ser la portada del último número del semanario, que satiriza la presencia cada vez más abundante de nazis en Europa.

La última vez que unos humoristas eran duramente castigados fue en París,  el 7 de enero del año pasado, en el atentado contra Charlie Hebdo, cuando dos hombres enmascarados y armados con fusiles de asalto y con otras armas entraron en las oficinas de dicho semanario, disparando hasta 50 tiros, matando a 12 personas e hiriendo a otros 11 al grito de “Al·lahu-àkbar” (‘Alá es [el] más grande’) durante el ataque.

En España, la revista humóristica El Papus  fue, igualmente, víctima de otro atentado. Una bomba lanzada en su redacción mató el 20 de septiembre de 1977 al portero, Juan Pañalver, y los jueces no encontraron culpables. Casi cuarenta años más tarde, es una periodista española dedicada al humor de El Jueves la que recibe el castigo por parte de un hombre que llevaba una sudadera con capucha. Una agresión que llegaba el día después de que la revista publicara la polémica portada donde cargaba contra el crecimiento de la ultraderecha y los grupos neonazis en diferentes puntos de Europa.

Quílez ha querido agradecer el interés mostrado por ella en un mensaje publicado desde su perfil de Twitter en el que asegura: “Me encuentro bien: gracias a todos por vuestro interés. Soy aragonesa y no me tumba un tarado @eljueves”. La portada y la viñeta han tenido una gran respuesta mediática en las redes sociales, y la propia publicación también ha recibido un gran número de amenazas. De hecho, la portada se llegó a difundir por Internet acompañada de un desafiante mensaje que rezaba “Si es usted nazi, imbécil perdido y/o votante de VOX y se siente ofendido por el contenido de nuestra portada, mande sus reclamaciones al siguiente contacto: NOSSUDAELRABO@gmail.com.” Esta no es la primera vez que El Jueves se ve envuelto en algún tipo de polémica. El primer número censurado de ‘El Jueves’ fue en 1977, con una portada que se consideró ofensiva contra la patria. Ese mismo año, la publicación también censuró otro número por creer que era ofensivo contra la iglesia católica. Más mediático fue el capítulo en el que el juez de la Audiencia Nacional, Juan del Olmo, ordenó la retirada de la revista por una portada en la que se representaba al entonces príncipe Felipe y Letizia durante un acto sexual. Finalmente, en 2014, RBA, editorial de la publicación, censuró una portada sobre la abdicación del Rey, hecho que provocó la dimisión de algunos humoristas de la revista.