domingo, 29 de mayo de 2016

El imperio del cardenal Cañizares se tambalea.

         
Los días gloriosos de Cañizares, en Toledo.

     Nacido en Utiel, en 1945, Antonio Cañizares Llovera fue nombrado obispo de Ávila, en 1992; arzobispo de Granada, en 1996, y arzobispo de Toledo y primado de España, el 24 de octubre de 2002, por el papa Juan Pablo II, tomando posesión el 15 de diciembre de 2002. Moseñor Cañizares llegó a ser el cardenal español más importante de la Iglesia española. En 2008, el papa Benedicto XVI lo nombró nuevo prefecto de la Sagrada Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, quedando como administrador apostólico de la Archidiócesis de Toledo hasta la sucesión, como es habitual. Tomó posesión de la prefectura en un acto privado, dos días después de anunciarse su nombramiento. Es miembro de la Real Academia de la Historia y ocupó el cargo de prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, de 2008 a 2014. En diciembre de 2013 era confirmado como miembro de la Congregación para los Obispos, y, un mes después como consejero de la Pontificia Comisión para América Latina. Tras la renuncia de Benedicto XVI, es uno de los cardenales electores en el Cónclave de 2013, donde pudo entrar en la lista de papables. Desde entonces, el imperio ideológico del cardenal Cañizares va perdiendo fuerza y poder. El 28 de agosto de 2014, el papa Francisco lo nombra arzobispo de Valencia, como sucesor de Carlos Osoro, nombrado en las mismas fechas arzobispo de Madrid y, por tanto, sucesor del cardenal Antonio María Rouco Varela. Desde entonces, Cañizares se resiste a pasar al olvido y sigue batallando, imponiendo sus ideas en sus dominios reducidos y resistiéndose a la nueva forma de hacer del Papa Francisco.

Imagen caricaturizad del Cardenal, con su larga capa.

     El cardenal Antonio Cañizares cree que las principales amenazas sobre las familias, tal y como él las concibe, son “el imperio gay” y el feminismo El cardenal sostiene que hay que defender “el bien precioso de la familia cristiana”. Pero esa frase, además de un ejemplo de pedantería suprema, es inaceptable por excluyente y contraria al amor al prójimo que la Iglesia predica, aunque no siempre con el ejemplo. “Si usted, su pareja o sus hijos –comentaba el pasado domingo Cristina Pardo en el artículo “El imperio del cardenal”, en Eldiario.es– son unas bellísimas personas, pero no se han casado, no son todos heterosexuales, no han llevado a las criaturas a hacer la confirmación, no piensan constantemente en el niño en el pesebre ni van a misa de doce, no son un bien precioso que haya que defender. A esa familia que le den. Hasta ahí, mal. A partir de ahí, peor; porque Cañizares cree que la principal amenaza sobre las familias, tal y como él las concibe, son ‘el imperio gay’ y el feminismo. O sea, si usted es homosexual, deberían darle una orden de alejamiento de la parroquia del barrio, salvo que asuma que es un enfermo, como sostiene con delicadeza el obispo de Alcalá, que ya vinculó en una carta pastoral a los gays con la pederastia. Y si usted es feminista y defiende la igualdad entre hombre y mujer o reivindica para ellas una mayor independencia y un papel preponderante en la sociedad, también es una pecadora de la pradera. ¿Por qué? Porque en su Iglesia la mayor cota de poder que puede alcanzar la mujer es ser la sirvienta, por ejemplo, de Rouco Varela en su megapiso de Madrid. Y eso siempre y cuando sea monja. No vaya usted a vestirse de fresca o a tirarle los trastos al cura mientras calienta su sopa de fideos”.

 
 El cardenal Antonio Cañizares.

    “La doctrina de esta Iglesia –insiste Cristina Pardo–, su traducción en la práctica, está completamente trasnochada. Y tampoco les sobra clientela, como para excluir a todos los que no se ajustan a su estrechísimo concepto de lo que es o no admisible. Y menos con esas faltas de respeto. Porque no olvidemos que el cardenal Cañizares es el mismo que habló de ‘invasión’ en plena crisis de los refugiados. Además, se preguntó sin ningún tipo de rubor si esa gente era ‘trigo limpio’. No sé exactamente en qué fundamentos del cristianismo se basó a la hora de hacer esa afirmación, pero no me parece un planteamiento nada piadoso. Entiendo que los obispos, arzobispos y cardenales, se crean su papel de guardianes de la moral. Pero creo que con su intransigencia y sus salidas de tono dañan a esa Iglesia a la que, en mi opinión, representan muchísimo mejor los misioneros, los curas de pueblo que no tienen un duro, los religiosos que se preocupan por el bienestar de los vecinos o los sacerdotes que intentan atraer a nuevos feligreses con homilías muy distintas a las de Cañizares en fondo y forma. Y son tanto o más cristianos que el Arzobispo”. Pardo no entiende cómo se puede llegar a cardenal, limitando de esta manera el amor al prójimo. Cree que no es buena persona quien cocea a los demás con semejantes juicios de valor. “Puestos a hacer discursos públicos para preservar la moral, a mí me interesa muchísimo más saber qué lectura hace el Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, de la corrupción en la visita del Papa, de los políticos que robaron el dinero destinado a la cooperación con el tercer mundo o del trato de Francisco Camps a las víctimas del accidente del metro”.

    El Papa Francisco con Cañizares.

      Apenas dos días después de sus polémicas afirmaciones, que pueden acabar ante la Fiscalía por un posible delito de incitación a la discriminación, al odio y a la violencia, el arzobispo de Valencia era recibido por el Papa Francisco, según confirmaba la Sala Stampa del Vaticano. Junto a él, Bergoglio también se  reunía con el polémico cardenal Barbarin, cuestionado en Francia por haber encubierto a varios sacerdotes pedófilos. La audiencia, según explicaba Jesús Bastante en eldiario.es, no fue anunciada por la diócesis. Posteriormente, el Arzobispado añadió que “fue solicitada hace un mes, ultimada hace 15 días” y que, en la misma, “se han abordado asuntos diversos”. No obstante, fuentes vaticanas confirmaban que las palabras del purpurado fueron el grueso de la conversación. Y que el Papa Francisco no quería que los obispos españoles siguieran boicoteando el cambio de mensaje que Su Santidad pretendía hacer llegar desde la Iglesia. Y menos, en un momento en el que “España está viviendo un momento electoral y político muy complicado” en el que la Iglesia “debe ser instrumento constructivo, y no elemento desestabilizador”. Las palabras del cardenal Cañizares fueron una muestra más de que, para algunos obispos de la “línea dura”, las formas (y el fondo) propuestas por Francisco para conducir a su  Iglesia no había sido de su agrado. “España es, seguramente –según el cronista–, el país europeo donde las reformas del Papa encuentran más oposición entre la jerarquía. Así, mientras, desde el Vaticano, se han abandonado las palabras gruesas contra los homosexuales, los divorciados o cualquier cuestión relativa a la moral sexual, algunos obispos (con Cañizares y el siempre polémico Juan Antonio Reig a la cabeza) siguen empeñados en hacer del sexo un caballo de batalla. Y, frente a actitudes como las de Blázquez, Osoro u Omella, mandatados por Francisco para ‘suavizar’ la imagen de la Iglesia en España, declaraciones como las de Cañizares sirven para ofrecer una visión dura y condenatoria, muy lejos de lo que quiere el Papa, y una de las razones por las que Francisco canceló a última hora su casi anunciada visita a España en agosto del año pasado”.

       Isabel Lozano, concejal de Igualdad y Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia.

    Entre las críticas contra el clan de los Cañizares sobresalen dos. La de la vicepresidenta de la Generalitat valenciana y la de la Concejala de Igualdad y Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia.  En efecto, Mónica Oltra instó al cardenal a “abrir un poco su corazón a las diferentes maneras de amar” y a no lanzar mensajes de “odio” que “humillan” a las mujeres y al colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero (LGTB). Oltra considera que, como representante del Evangelio, Cañizares “no puede hacer estas cosas porque es una contradicción estar fomentando el odio y representar una ideología de amor”. Y le recomienda que “estaría bien que no se apartara tanto del Evangelio”. Por su arte, la concejala Isabel Lozano, concejala de Igualdad, asegura que el cardenal Antonio Cañizares podría haber incurrido en un delito de incitación a la discriminación, al odio y a la violencia, castigados en el actual Código Penal. En una misa celebrada en el Pontificio Instituto Juan Pablo II de Valencia, el arzobispo de la ciudad defendió el “bien precioso de la familia cristiana” ante lo que tachó de “escalada contra ella de dirigentes políticos, el ‘imperio gay’ y ciertas ideologías feministas”. Estas declaraciones, según Lozano, “son muy graves porque pueden provocar discriminación, odio o violencia contra colectivos o asociaciones, por motivos de ideología –cuando criminaliza al movimiento feminista– o por motivos de orientación sexual”, algo penado en el artículo 510 del Código Penal. A su juicio, Cañizares “debería tener más responsabilidad y respeto hacia las personas católicas de Valencia. Los cristianos nunca hacen discursos de odio y menos contra el amor, sea entre las personas que sea. ¿Qué consecuencias habría tenido si esas mismas declaraciones las hubiera hecho un imán, un rabino o cualquier representante de otra comunidad religiosa?”, se  pregunta la edil de Compromís. Para ella, el cardenal arzobispo “atenta contra el modelo actual de sociedad deseable: abierta, inclusiva y diversa”, al tiempo que le invita a “retractarse de sus graves declaraciones”.
     
El president, Ximo Puig, en su intervención en la sesión de control en Les Corts Valencianes.

Ximo Puig rechazaba el pasado jueves las declaraciones del arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, en las que defendía la familia tradicional frente al “imperio gay”. El president de la Generalitat Valenciana considera las declaraciones de Cañizares como “impropias de quien ostenta tan alta responsabilidad”. Puig se pronunció en la sesión del control al Gobierno valenciano, celebrada en Les Corts, en respuesta a una pregunta del portavoz de Compromís, Fran Ferri, sobre las declaraciones “homófobas y sexistas” de Cañizares. En una misa celebrada en Valencia, el cardenal Cañizares había defendido el “bien precioso de la familia cristiana” ante lo que tachó de “escalada contra ella de dirigentes políticos, el 'imperio gay' y ciertas ideologías feministas”. Ximo Puig aseguró que su gobierno “está con las víctimas del odio, por la libertad, el respeto y la convivencia. Cada uno puede querer a quien quiera, pero me preocupan los que no quieren a nadie”. Según él, “la mayoría de cristianos rechazan” las declaraciones de Cañizares, “porque muchos lucharon por consolidar una sociedad abierta e inclusiva”. “Yo –concluye Puig– me siento más representado con el papa Francisco, quien, al ser preguntado por la homosexualidad, respondió: ¿quién soy yo para juzgar”.

Por otra parte, el colectivo Lambda de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, estudia la posibilidad de tomar medidas legales contra el cardenal arzobispo de Valencia, por sus controvertidas declaraciones. Mar Ortega, vocal de Delitos de Odio, de Lamda, lamenta “profundamente” que “desde la Iglesia Católica hagan este tipo de declaraciones”, por lo que, junto a Movimiento Contra la Intolerancia y otras asociaciones, se está planteando la posibilidad de tomar medidas legales contra “este discurso de odio” para que “no se vuelvan a producir”. A juicio de Ortega, las palabras de Cañizares fueron “muy ofensivas” y considera que este tipo de expresiones “fomentan las agresiones” hacia las personas homosexuales, bisexuales y transexuales, precisamente en una semana en la que se conmemoraba –el 17 de mayo– el Día Internacional contra la LGTBfobia. 

Estanislao Naranjo, representante legal del Observatorio Español contra la LGTBfobia.

Por su parte, el Observatorio Español contra la LGTBfobia lleva a los tribunales al exprelado de la Diócesis de Cartagena y actual titular de la de Alcalá de Henares por su oposición a la ley de transexualidad de la Comunidad de Madrid y al obispo de Getafe, Joaquín María López de Andújar y a su auxiliar, José Rico Pavés, por su carta contra la ley de transexualidad de la Comunidad de Madrid. La denuncia considera que la misiva de los obispos supone “una grave injerencia en el estado de derecho, además de un insulto y una humillación, fomentando un discurso del odio que propugna la exclusión social”. El representante legal de la organización, Estanislao Naranjo, califica de “infame” la actuación de los obispos y señala que, desde el observatorio, “esperan” que la Audiencia tome acciones legales contra los acusados. “Estamos consternados, insultados y humillados con esta grave injerencia y acusación por parte de la jerarquía católica de la Comunidad y pedimos que no se desestime nuestra denuncia y se tome declaración a los acusados”, recuerda Naranjo, quien apostilla que, hasta ahora, no han recibido amenazas por la denuncia interpuesta pero que algunas organizaciones como el observatorio jurídico Tomás Moro los han acusado de interferirse en la labor pastoral de un obispo. “Desde el Observatorio Español contra la LGBTfobia (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales) –advierte Paco Ramírez, presidente del mismo– consideramos la carta una grave injerencia en el estado de derecho, además de un insulto y una humillación, fomentando un discurso del odio que propugna la exclusión social, la discriminación y la injusticia contra las personas LGBT, y transexuales en particular”.

Pedro Ramírez, director del citado Observatorio Español contra la LGBTfobia.

El Observatorio Español contra la LGBTfobia trata de asistir a las víctimas de delitos de odio en base a su orientación sexual o identidad de género, facilitando las denuncias. Se pretende concienciar a la población, en general, y a los LGBT, en particular, sobre los procedimientos y recursos disponibles, potenciando la detección y denuncia de este tipo de delitos. Pero las reacciones de indignación a la homilía del cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, alertando de lo que considera ataques contra la familia por parte de “dirigentes políticos, ayudados por otros poderes como el imperio gay y ciertas ideologías de género”, siguen su curso. Paco Ramírez, director del citado Observatorio Español contra la LGBTfobia, escribe una carta abierta al cardenal en la que ironiza con el “imperio gay”, comparándolo con el imperio romano y a Cañizares con el druida de la irreductible aldea gala de Astérix y Obélix. “He visto –escribe Ramírez en su carta– con estupor, ignominia y humillación que el pasado lunes, durante una homilía en la Universidad Católica de Valencia, afirmaba con gran ofensa y desdén que el ‘Imperio Gay’ ha arremetido contra ‘el bien precioso de la familia cristiana’. Además, tuvo la desfachatez y vileza de criticar con saña la recién aprobada Ley de Igualdad Social LGBTI de la Comunitat Valenciana que para usted supone una ‘subversión’ y ‘revolución’, que tendrá ‘consecuencias destructivas contra para el futuro del hombre y la humanidad’. Y todo debido a una de las más ‘insidiosas’ ideologías del mundo, la ideología de género. Señor Cañizares, está usted ‘loco de atar’, puesto que, sin duda, ve por doquier fantasmas, amenazas y conspiraciones mundiales –en este caso, gays, en vez de judeomasónicas–, puesto que el reconocimiento de derechos a las personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales para remediar la atávica discriminación, acoso, agresión y hasta genocidio que la sociedad y ciertos poderes como la Iglesia han mantenido y siguen manteniendo contra el indeleble principio de que todas las personas nacen iguales en derechos y deberes, con sus virtudes y sus defectos. No se trata de conceder más derechos y prebendas que a los demás, ni quitamos derechos a nadie, a no ser que considere usted un derecho el odiar, humillar, discriminar, despreciar y ofender.

       Paco Ramírez, obsequiando a los reyes con una bandera  arcoiris, símbolo de la comunidad LGBT.

“Usted se empeña –advierte Ramírez al cardenal Cañizares– en seguir defendiendo con furia y rencor una concepción de la sociedad y de la Iglesia caduca que ya no existe. Arzobispo, el mundo ha cambiado y su Aldea Gala de la ortodoxia fundamentalista se ha convertido en un burbuja traslúcida que no le permite ver que sus homilías en vez de difundir el mensaje de amor y concordia del Evangelio son un altavoz para el odio, la confrontación y la incitación a la violencia. No hace falta que le diga que no sólo la sociedad ha cambiado, sino que también están habiendo cambios pequeños en su Iglesia, sobre todo en sus feligreses y en su base, y que ahora apuesta más por amparar y acoger que por condenar y castigar, aunque la continua ambigüedad del Papa Francisco nos tiene algo confundidos. No hay peor ciego que aquel que no quiere ver, y yo le aconsejaría que se jubile y se retire como el Papa Emérito, porque usted, Señor Cañizares, está enfermo aunque no lo note, y su enfermedad se llama homofobia en grado grave, cuando su continua obsesión, durante años, ha sido arremeter contra los derechos de los homosexuales y de las mujeres. Recientes estudios han descubierto que la homofobia y la intolerancia irracional se deben a problemas psicológicos por parte de gente propensa a trastornos psicóticos que, en casos extremos, puede llevar a la esquizofrenia. Por tanto, por mucho que se empeñe en ver que la homosexualidad y la transexualidad son enfermedades, vicios o pecados, es al revés, la homofobia y la transfobia son enfermedades sociales de las que debería tratarse urgentemente. (…). Tan sólo me gustaría terminar esta misiva invocándole que el matrimonio existía incluso antes de la propia creación de la Iglesia y no es un concepto exclusivo de la misma, y mucho más cuando estamos hablando de matrimonio civil, que nada tiene que ver con la imposición de las reglas y normativas de su Iglesia”. 

Juan Antonio Reig Pla acusa a los homosexuales, sin nombrarlos, de ser más proclives a los abusos.

Paco Ramírez termina su carta con una nota P. D: “Un mensaje final al Papa Francisco. Por favor, jubile lo antes posible a la siguiente lista de personas enfermas, que necesitan una cura urgente de su alma y un internado para modernizar sus fosilizados esquemas mentales. Y las cita con sus nombres, apellidos y lugares en que ejercen:
1. Cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia
2. Juan Antonio Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares
3. Joaquín Mª López de Andújar y Cánovas del Castillo, Obispo de Getafe
4. José Rico Pavés, Obispo Titular de Mentesa y Auxiliar de Getafe
5. Demetrio Fernández González, obispo de Córdoba
6. Juan José Asenjo, arzobispo de Sevilla
7. Cardenal Fernando Sebastián
8. José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián
9. Cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo emérito de Madrid
10. Rafael Palmero, obispo emérito de Alicante-Orihuela
11. Casimiro López Llorente, obispo de Segorbe-Castellón
12. Jaume Pujol, arzobispo de Tarragona
13. Bernardo Álvarez, obispo de Tenerife

Fani Boronat. coordinadora del colectivo Lambda.

Lambda, colectivo de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales de Valencia, anunció la presentación de una denuncia conjunta de varios colectivos contra el cardenal Antonio Cañizares, por sus declaraciones sobre el ‘imperio gay’ y el movimiento feminista. La denuncia fue interpuesta ante la Fiscalía de Delitos de Odio “por sus comentarios homófobos y machistas que incitan al odio contra las personas que no entran dentro de los arcaicos modelos que defiende la jerarquía católica”. “Ya estamos hartos –anunciaba al respecto Fani Boronat, al frente de Lambda– de las humillaciones continuadas por parte de la intolerancia religiosa y del menosprecio de los derechos humanos básicos”.  Hasta el momento, se han sumado a la denuncia partidos como València en Comú, Compromís o Verds Equo València, grupos como Joves PV-Compromís o sindicatos como CCOO PV, Intersindical Valenciana o UGT PV. En cuanto a asociaciones y entidades, se incluye el Movimiento Contra la Intolerancia, la asociación alicantina Diversidad, el Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de la Safor (CLGS), la asociación de familias homoparentales Galesh y el Colectivo para la Diversidad Afectivo-Sexual, Castellón LGTBI. La Fundación Daniela, la Asociación de Familias contra la Intolerancia por Género (AMPGYL), la Coordinadora Feminista de Valencia, el Bloc d'Estudiants Agermanats (BEA), la asociación Atenea València, la Coordinadora d'Associacions de Lluita contra el VIH-Sida (CALCSICOVA), MARIola o la Asociación de Familias de Menores Transexuales Chrysallis, también firmaron la denuncia. 


Por su parte, Antonio Cañizares, cardenal arzobispo de Valencia, denuncia haber sufrido “censura y condena” en algunos medios de comunicación “por grupos y por algunos políticos”. Una situación que le hace pensar “en etapas superadas de nuestra historia pasada, pero aún reciente, en que se censuraban y condenaban algunas homilías y a algunos predicadores”. Antonio Cañizares, publica en la página web del Arzobispado el texto íntegro y pide públicamente a “juristas cualificados y objetivos, sin prejuicios de ningún tipo e imparciales”, que juzguen si, en la homilía, “se contiene algo que va contra la ley y que provoque odio contra personas o grupos sociales determinados, o que tanto el texto como su autor se pueda considerar homófobo”. El cardenal concluye con la pregunta: “¿Es homófobo defender la familia?”. No obstante, la homilía de Cañizares tampoco fue del gusto del Papa Francisco que le llamó a capítulo. Pese a ello, el cardenal no parece estar sólo, al ser ovacionado por parte de sus feligreses en su entrada a la catedral, que aplaudieron su “valiente defensa de la familia cristiana”. Y algunos de ellos critican el estar viviendo “tiempos de persecución”. Cañizares no sólo fue objeto de continuas polémicas sino que ha arremetido contra los inmigrantes y contra los políticos del cambio en la Comunitat Valencina. El purpurado advierte que “proclamaré sin descanso, me gastaré y me desgastaré”.


Isabel Vicente resume, en La Opinión, el Correo de Zamora, lo sucedido con Antonio Cañizares, “el arzobispo lenguaraz”: “Ha emprendido el arzobispo de Valencia una vehemente cruzada contra ‘el imperio gay y ¿ciertas ideologías feministas’ que, a juicio del cardenal, van a acabar con ese preciado bien que es la familia católica. Anda muy preocupado Cañizares por la aprobación, por parte de algunos de estos nuevos rojeras que gobiernan autonomías como la valenciana, de leyes que fomentan ‘la ideología de géneros’, que, según él, es ‘la más insidiosa que ha habido en toda la historia de la humanidad’. Vamos, ni el nazismo fue tan malo como esta panda de enloquecidas feministas que piden igualdad de derechos para la mujer, ni estas hordas de homosexuales que van a acabar con la humanidad con tanto vicio y tanta negativa a procrear como Dios manda. No sé si al papa Francisco le llegan las perlas que suelta el adalid de la cristiandad que tiene por estos lares o si coincide en su visión apocalíptica de la perniciosa sociedad a la que vamos abocados, pero muestras ha dado ya de sobra Cañizares para que alguien le pida un pelín de moderación. Hace poco ya copó titulares al cuestionar los motivos de los refugiados sirios para dejar su país, al preguntarse si ‘esta invasión’ es ‘trigo limpio’ y si la crisis de los refugiados puede ser ‘el caballo de Troya dentro de las sociedades europeas’. Otra joya del cardenal fue afirmar que ‘no es comparable lo que haya podido pasar en unos cuantos colegios de Irlanda (en referencia al abuso sexual de menores por parte de miembros de la Iglesia) con los millones de vidas destruidas por el aborto’, o calificar a los ateos de ‘vacíos desorientados’ que solo buscan ‘el dinero, el sexo y el goce narcisista’. Desde luego, lo tiene claro y no se corta un pelo, pero no quiero pensar qué sentirán sus feligreses ante semejante visión de sus congéneres. Antes de ser arzobispo de Valencia, Cañizares fue nombrado por Benedicto XVI prefecto de la Congregación Vaticana para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, un cargo precioso del que lo sacó el papa Francisco para mandarlo a Valencia. Mira que a mí me gusta este nuevo papa, pero hay cosas que cuesta entender por mucho que uno tenga buena voluntad. Santidad, ¿no cree que en la Comunidad Valenciana ya hemos tenido suficiente penitencia por los pecados que hayamos podido cometer con los sucesivos gobernantes que hemos tenido la desgracia de padecer? ¿Es necesario también tener que sufrir al reverendísimo señor cardenal? De verdad que yo creo que buscando, Lot podría encontrar a suficientes personas de buen corazón para no seguir atormentándonos”.


La Confederación Colegas, a través del Observatorio Español contra la LGTBfobia, denunció igualmente ante la Fiscalía General del Estado al programa de la Cadena Ser en Sevilla “La Cámara de los Balones”, un programa que trata la información deportiva de manera satírica. El programa, emitido el jueves, 4 de junio del 2015,  trataba el tema de las pruebas que la FIFA quería realizar a las jugadoras durante el Mundial de Fútbol Femenino. Durante 15 minutos, se dedicaron a menospreciar, a burlarse y a vejar a las personas transexuales. El Observatorio Español contra la LGTBfobia denunció el trato recibido, al utilizar expresiones como: “Jugadoras que, cuando mean, salpican el azulejo”, “tienen de mascota una nutria en vez de un gatito”, “en vez de campana, tienen badajo que repican al correr”, “jugadores con bigote”, “toman para desayunar carajillo o sol y sombra en vez de descafeinado de sobre”, “leen más el Interviú que el Lecturas”, “en vez de ponerse cosmético se aplican ‘Baron Dandy’ en las mejillas, mientras cantan ‘Soy Minero’ ”… Desde el Observatorio Español contra la Lgbtfobia considera “indignante e insultante el contenido del citado programa deportivo satírico, que incita al estereotipo y al chiste fácil a base de menospreciar y humillar a las personas transexuales hasta el punto de mantener el odio y la discriminación contra estas personas”. Por todo ello, declara Paco Ramírez, “podemos considerar que el citado programa comete un delito de incitación al odio y a la discriminación del colectivo transexual, constituyendo una de las principales dianas de la discriminación, los insultos y las agresiones en nuestro país”.

 El Barça lanzó el año pasado una campaña pionera contra la homofobia.

El FC Barcelona se posicionó abiertamente contra la homofobia en el deporte, en una campaña pionera entre los equipos que juegan en La Liga, con el nombre de “Jugamos en equipo, celebramos el respeto”. El Barça se convirtió en el primer equipo de la competición española en formalizar un compromiso contra la discriminación hacia la comunidad LGBT, un gran avance en la normalización visibilización de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales en los estadios. 


El pasado 19 de mayo, Diario de un ateo (diariodeunateo.blogspot.com) publicaba la siguiente nota: “El cardenal Cañizares, uno de los obispos más ultramontanos de la siempre medieval Iglesia Católica, acaba de declarar que el ‘imperio gay” está creando una escalada contra la familia católica. Y yo me pregunto dónde y con quien se relaciona este señor para afirmar semejante estupidez Porque yo, como heterosexual, únicamente veo que los homosexuales intentan pasar lo más desapercibidos en la calle, en el trabajo, etcétera, para evitarse problemas, insultos y demasiadas veces agresiones homófobas. Por lo que quizás la única explicación plausible a sus declaraciones sea que nuestro montaraz obispo visite asiduamente el madrileño barrio de Chueca, en donde los gais son mayoría y se sienten relativamente seguros y libres para expresar su condición sexual. Y entonces este purpurado bien sabrá el porqué de esa recurrencia.

“P.D. para ver si el carpetovetónico de Cañizares se entera de una vez, en 2015, se duplicó el número de menores LGTB que denunciaron haber sufrido un delito de odio. Sin comentarios”. 


Luis Viadel Cócera publica, a través de Google+, datos sobre el arzobispo de Valencia. “Antonio Cañizares –escribe–, ha propuesto vender algunos bienes patrimoniales de la Iglesia, entre otras medidas, para atender a los pobres. El cardenal, que ha engordado con su cómoda posición en la derecha eclesiástica española y que fuera, con Benedicto XVI, Prefecto de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de Sacramentos, se muestra ahora preocupado por los más desfavorecidos. ¿Un gesto para congraciarse con el Papa Francisco? Propone ceder viviendas a pobres y víctimas de malos tratos No tendrá fácil Cañizares borrar de un plumazo su imagen de cardenal comodón, amante de ostentosas ceremonias litúrgicas donde lucía magna capa; una imagen que no casa nada bien con la sencillez del Papa Francisco. Ahora resulta que Cañizarez quiere, según ha dicho, dedicarles el 10 % de los presupuestos de la Diócesis de Valencia a los pobre, e, incluso, compartir viviendas para ayudar –entre esas muchas propiedades de la Iglesia exentos de IBI– a madres solteras, embarazadas y víctimas de malos tratos. ¡Cuánta generosidad!”


En una carta pastoral dirigida a la archidiócesis de Valencia, según EFE, el cardenal recuerda que se abre “un gran panorama para ejercitar la señal que identifica a los cristianos: la caridad”. Y agrega: “Habremos de poner todo nuestro empeño en la imaginación y la creatividad de la caridad. Cañizares, colaborador asiduo de La Razón, llama a ‘ser samaritanos en medio de las nuevas pobrezas’, ante la ‘grave y dolorosa situación social y económica por la que atraviesa Valencia’, y señala que los cristianos y las instituciones de Iglesia están ‘en la vanguardia de mostrar verdaderos signos de caridad y justicia’.


Y Luis Viadel Cócera termina: “Como si no tuviera pasado. El cardenal, en el sector eclesiástico español más reaccionario, no se cortaba en sus ataques cuando gobernaba el PSOE y afirmaba que ‘la humanidad se encuentra en una de las revoluciones más insidiosas de su historia, en las que no se sabe lo que es bueno y lo que es malo’, o que ‘es peor abortar que abusar de niños’. Tampoco tuvo reparos en afirmar que el Estatuto de Cataluña es ‘una puerta abierta a la poligamia y a la poliandria, dejando también una puerta al incesto’, que ‘vulnera derechos fundamentales y el derecho de los padres en educar a sus hijos no están garantizados’. Se trata de un obispo, más apegado a los poderosos que a los pobres. En 2009, casó a la hija de El Pocero, Francisco Hernando. Una celebración ‘íntima y familiar’, con 150 invitados, entre los que estaba Enrique Cerezo y Fernando Fernández Tapias. Más recientemente, ofició la boda del hijo del fallecido presidente del grupo Planeta, Jose Manuel Lara Bosch, y la hija del director general de Indra, Manuel Brufau y sobrina del presidente de Repsol, Antonio Brufau; una ceremonia a la que acudieron unas 700 personas en el recinto ferial de Montjuïc. Entre ellos, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y varios ministros, además de muchas otras personalidades de la vida pública.

Rodrigo Rato, a su salida del curso de formación para voluntarios en Madrid, el pasado 5 de febrero del 2015.

“Cañizares, como Rodrigo Rato, busca ahora un sitio en los altares del bien. ¿Quién es capaz de encajar la imagen del expresidente de Bankia como voluntario de una congregación religiosa para repartir comida en comedores sociales? Pues bien, lo hemos conocido recientemente, el exministro ha pasado un curso de las hijas de la Caridad para servir comidas en el centro San Vicente de Paul de Madrid a los más desfavorecidos. Un lavado de imagen que no deja de ser una ironía. Lo mismo que el repentino interés del cardenal Cañizares por los pobres”.


Fotomontajes de esta semana. Albert Rivera en Venezuela.



Albert Rivera, Miss Venezuela 2016. “Cuando arregle lo de Venezuela, me pongo con Corea del Norte”.


Albert Rivera, famoso por ser defensor de los derechos humanos en el planeta y del IBEX, en particular, viajó a Venezuela para acabar con las injusticias que azotan el país.





El sexapil del obispo de Alcalá.


El humor en la prensa: Forges, Peridis, El Roto, Atxe, M. Fontdevila, J. R. Mora, Ferrán,  Faro cDaCol, A. López, Sansón, Vergara…

























Pep Roig dibujó, desde Mallorca: Perversión, Dos iguales para hoy, La productiva mayoría absoluta del Bartido Bopular (BB), Los que no escarmientan y Los sordos que no quieren ver.






Entre los vídeos de esta semana, el del cardenal Cañizares hace siete meses. El cardenal arzobispo de Valencia se preguntaba en octubre del 2015 si la “invasión de emigrantes y de refugiados es todo trigo limpio”. Además, pedía “prudencia” porque la crisis de refugiados podía ser “el caballo de Troya dentro de las sociedades europeas”.
   
Dani Mateo profundiza en la figura del cardenal Cañizares. El colaborador de El Intermedio hace un recorrido por otras intervenciones polémicas del arzobispo de Valencia como cuando se refería hace unos años sobre la Ley Orgánica de Educación que introducía la asignatura de Educación a la Ciudadanía, o cuando quería acabar con la ideología que defiende el feminismo y la libertad sexual porque no son "ecológicos". Dani Mateo analiza la figura del cardenal Antonio Cañizares y sus perlas laSexta  
El FC Barcelona contra la homofobia: Celebremos el respeto. FC Barcelona
 En mayo del 2015, se emitió el vídeo ¡Juega con las Selecciones Nacionales Femeninas por primera vez en la franquicia FIFA, incluyendo la Selección Española Femenina de fútbol! FIFA 16 - Selecciones Nacionales Femeninas IN THE GAME EA SPORTS FIFA ESPAÑA Un documental de Fernando León de Aranoa producido por Mediapro y por Reposado. Son el resumen de dos años de trabajo y 500 horas de grabación que recogen la trayectoria del partido desde su fundación hasta las pasadas elecciones generales. El filme “Política: manual de instrucciones”, que verá la luz el próximo 3 de junio, muestra situaciones desconocidas del partido liderado por Pablo Iglesias, con reuniones internas de los órganos de dirección de Podemos. Política, manual de instrucciones MEDIAPRO
   
 Hoy recordamos al cantautor francés de origen griego Georges Moustaki, fallecido hace tres años en Niza, en la costa mediterránea de Francia, a los 79 años de edad. Nacido en Alejandría y autor de Milord o de Métèque, Moustaki compuso letras de canciones para melodías que interpretaron Edith Piaf, quien fuera su amante, Yves Montand, Barbara o Serge Reggiani. Nacido en 1934, el seductor y revolucionario poeta y músico se hizo mundialmente conocido a finales de los años sesenta y principios de los setenta con temas como Milord, que hizo célebre la garganta de Edith Piaf, Le facteur, La mer m'a donné, Ma solitude o Le temps de vivre. Georges Moustaki - Le Métèque FreeNeverSaid
 George Moustaki - Ma Liberté madkrull.