jueves, 26 de mayo de 2016

No te olvido, Idomeni.


Campo de refugiados de Idomeni, donde médicas menorquinas ha aportado sus conocimientos.

Remedios M. Días Femenía publica un escrito en una web que comparte con Carmen Cardona Mir en la que anuncia, tras una estancia de doce días en el campo de refugiados griego de Idomeni, un ayuno iniciado ayer, miércoles, como gesto de apoyo a los refugiados. En la medianoche del lunes al martes comenzó la expulsión de cerca 8.000 personas establecidas en este campamento. A propósito del mismo, publica: “He tomado esta decisión quizás un poco precipitada e impulsiva. Pero es que tengo ‘Miedo’. Miedo a olvidarte, Idomeni. A ti y a todas aquellas personas a las que intentas refugiar en tan precarias condiciones. Recuerdo las palabras de mi sobrina Marta: ‘Tía, tía, hazme una foto con cada uno de ellos, no quiero que se me olviden sus caras, ni sus nombres, ni sus vidas…’. Mi decisión es hacer huelga de hambre como adhesión a la huelga de hambre que han iniciado muchos refugiados en Grecia para reivindicar la apertura de las fronteras. No quiero contarles a mis nietas o nietos que eso paso en Europa, el genocidio mayor tras el nazismo, y miré para otro lado. Si no reconstruimos la Europa de los Derechos Humanos, Europa morirá y nosotros con ella. Por suerte, no pierdo la esperanza, pues estoy convencida de que la solidaridad del pueblo y la ciudadanía encontrarán una solución a esta tremenda situación de crisis humanitaria.
Políticamente, la solución es fácil y rápida:

- Que inicialmente España acoja a los 17.000 refugiados a los que se comprometió a reubicar.
- Que dé autonomía y libertad a las Comunidades Autónomas para acoger refugiados.
- Crear corredores humanitarios como ha hecho la ONG San Egido, en Italia, la cual asegura que en otros países como España ya cuenta con los fondos para comenzar, pero falta el visto bueno del gobierno que tiene que tramitar los documentos.
- Dar la nacionalidad española por circunstancias excepcionales como se ha hecho con dos familiares del opositor venezolano Leopoldo López.
Derogar El acuerdo de la Unión Europea con Turquía para devolver a refugiados y migrantes

Para terminar, solo transcribir lo que dice Pepe Viyuela: “Los refugiados no deben ser considerados como un problema sino como una oportunidad. Una oportunidad de demostrar que podemos funcionar como sociedad y como individuos, y resolver esta crisis anteponiendo la ética, los principios y los derechos humanos a los intereses económicos. Ese es el único modo de mantener la dignidad, de lo contrario será el dinero y los intereses más espurios los que dirigirán los destinos de la humanidad
Nos estamos jugando el futuro y cómo pasemos a la historia depende de lo que hagamos ahora: seremos unos cobardes que dejaron abandonados a su suerte a quienes llamaron a su puerta; o quienes, a pesar de todo, superando dificultades, fueron capaces de ayudarles.

Suerte a todos. Y, como dice mi amigo Khaled “Thank you & hopefully we meet again in better place”.