viernes, 21 de octubre de 2016

Bob Dylan se hace el sueco con el Nobel.


La Academia Sueca ha renunciado a comunicarrse directamente con el estadounidense Bob Dylan, distinguido con el Nobel de Literatura de este año. Tras cuatro días intentando ponerse en contacto con él sin éxito, la secretaría permanente de esta institución así lo confesó a la emisora pública Radio de Suecia. Sara Danius, la secretaria permanente de esta institución que elige cada año al ganador del Nobel en esa categoría, así lo comunicaba, esperando una respuesta del mismo. Los representantes de la Academia Sueca hablaron con el agente del músico y con otras personas de su entorno, pero no han podido hablar directamente con Dylan, que tampoco ha hecho ninguna declaración pública ni comentarios al respecto en los conciertos que ha dado en los últimos días.

Danius aseguró no estar preocupada a pesar de que todavía no se sabe si el músico aceptará el premio o si acudirá a Estocolmo a recogerlo. “Tengo el presentimiento –confesó– de que Bob Dylan puede venir. Puedo equivocarme y claro que sería una pena que no viniese, pero, en cualquier caso, la distinción es suya y no podemos responsabilizarnos de lo que pase ahora. Si no quiere venir, no vendrá, e igualmente será una gran fiesta igual”. Sólo dos personas han rechazado el Nobel de Literatura en más de un siglo de historia: el escritor ruso Boris Pasternak, en 1958, forzado por las autoridades soviéticas, aunque lo aceptó más tarde; y el francés Jean Paul Sartre, en 1964, por su política de rehusar cualquier tipo de distinción. La Academia Sueca confía en que Dylan no sea el tercer Nóbel de Literatura que rehúse acudir a Estocolmo a recogerlo el próximo 10 de diciembre. La Academia Sueca premió a Dylan por haber creado “nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense, según el fallo difundido. La sorpresiva elección distinguió por primera vez a un cantautor por canciones como las suyas. Jean Paul Sartre lo rechazó. Bob Dylan parece pasar olímpicamente de él. Genio y figura.

Bob Dylan, en especial a lo largo de los años 60, supo traducir y reflejar el descontento, el ansia de cambio, las aspiraciones de toda una generación por cambiar radicalmente la sociedad. Y lo hizo con canciones cuyo valor se fundamenta sobre todo en sus letras. Son textos de una alta calidad literaria que muestran, como siempre hicieron los grandes poetas, el pálpito, el sentir, las inquietudes, aún soterradas a comienzos de los 60, de una generación que quiere cambiar la sociedad post-industrial de la segunda mitad del siglo XX, como mínimo, en lo cultural. 

Bob Dylan - Just Like a Woman - Take 1 (audio) BobDylanVEVO
Blowing In The Wind (Live On TV, March 1963) BobDylanTV