domingo, 23 de octubre de 2016

El PSOE, humillado y dividido; González y Cebrián, boicoteados.


Tras el aquelarre socialista provocado el primero de octubre en el seno del PSOE, la división en el partido no ha dejado de crecer. El golpe de estado perpetrado en Ferraz colocó a Javier Fernández, presidente de Asturias, al frente de la Gestora, apoyada por  los barones, con la división y protesta de las bases que, en ningún momento, fueron consultadas. Dicha Gestora, levantada en contra de la ejecutiva de Pedro Sánchez, quiere abstenerse, apoyando indirectamente a Rajoy en su investidura e intentando provocar el estallido en pedazos del PSOE. Ni los más viejos del lugar recuerdan un enfrentamiento tan virulento. Ni siquiera entre guerristas y renovadores, o la pugna entre Joaquín Almunia y Josep Borrell, allá por los noventa. El aparato del PSOE reunido hoy, intentará controlar cualquier giro a la izquierda de la organización y su gestores presionan en todas direcciones para lograr la abstención a la investidura de Rajoy sin reinos de taifas. En el PSOE de Andalucía nada se mueve sin la autorización de Susana Díaz, cuya consigna es clara: lo que decida el comité federal del PSOE “se deberá acatar”. Y a quien no guste, deberá “entregar el acta de diputado”. El mensaje hacia el PSC, claro y contundente, lo lanzó el lunes el secretario de organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, mano derecha de Susana Díaz, asegurando que, si no estuviera de acuerdo con la decisión, “entregaría” el acta de diputado, y añadiendo que uno es elegido porque representa el partido, aunque las actas son personales e intransferibles. De esta manera, el PSOE, humillado y dividido y haciendo caso omiso de sus bases, defiende abiertamente la abstención en la investidura de Mariano Rajoy, sin admitir más discrepancias. Y, hasta tal punto importa al PSOE mantener un simulacro de Estado que está dispuesto a poner el gobierno en manos del partido más corrupto y con el peor presidente de la historia de la democracia.

      Cabecera de la reunión del grupo de diputados y senadores del PSOE.

En manos de los barones, el PSOE se ha hecho más vulnerable y polémico, empeorando su situación y su estrategia de cara a sus bases. , y chocando con parte de sus bases.  Su primer secretario del PSC, Miquel Iceta, reforzado tras ganar las primarias frente a Núria Parlón, insiste en que, si la alternativa al 'no' a Rajoy son las terceras elecciones, se asuman los nuevos comicios. Sin embargo, la Gestora del PSOE que preside Javier Fernández, con todo el apoyo de Susana Díaz, se inclina por un comité federal que presente la abstención aceptada por todo el grupo parlamentario para ofrecer la máxima cohesión como partido. Y habla de “convencer” a todos los diputados. “Mientras el equipo de Mariano Rajoy –escribe Manel Manchón en Economía Digital– ya prepara el nuevo gobierno, seguro de que a finales de la próxima semana se consumará su reelección como presidente del Ejecutivo, la gestora socialista es un manojo de nervios. La posición del PSC irrita, no sólo por los siete diputados catalanes, sino por el efecto arrastre que puede conllevar, con los diputados socialistas vascos por detrás, con Odón Elorza, o con los diputados más fieles a Pedro Sánchez, como Margarita Robles, la número dos por Madrid en las pasadas elecciones”. Lo que el PSC trata de forzar es una abstención parcial, con libertad de voto para los diputados. Eso pasaría por asegurar 11 abstenciones. Pero esa imagen es la contraria a la que quiere transmitir Susana Díaz y Javier Fernández. Miquel Iceta insiste en que “no se entendería que los dos partidos pudieran romper por investir o no a un presidente del PP, y que eso es lo último que hubiera pensado nunca”. La cuestión ya no es la propia investidura, sino cómo podrá funcionar el grupo del PSOE a partir de ese momento, con votaciones sobre los presupuestos y sobre las principales leyes que el Gobierno de Rajoy vaya presentando en el Congreso. Y eso sí que podría conducir a la fragmentación parlamentaria del PSOE.

Javier Fernández, con la presidenta de la Junta de Andalucía.

La Gestora llevó a la fecha límite el Comité Federal para evitar consultar a las bases sobre la abstención a Rajoy. Cualquier decisión que se tome no podrá ya ser ratificada por la militancia. El “nuevo PSOE” en la dirección del partido no quiere consultas y ya casi ni primarias. Por ello, el martes la Comisión Gestora decidió llevar a la fecha límite del domingo 23 de octubre la convocatoria del Comité Federal. Susana Díaz dejó claro que las federaciones más penalizadas por el electorado en los últimos comicios, entre ellas la catalana, la vasca y la gallega, carecen de fuerza para imponer al resto los dictados que en los próximos meses/años influirán en el destino de España y el del propio Partido Socialista. El Comité Federal adoptó la decisión de facilitar o no la reelección de Rajoy el día anterior a que el rey Felipe VI comience su ronda de consultas con los partidos, que se prolongará hasta el martes, día 25. Casi tres semanas han esperado para este pronunciamiento que, entre otras cosas, evita la consulta a la militancia para poder ratificar o no cualquier acuerdo que tome el Comité Federal. La federación andaluza ha hecho circular al resto del partido otro aviso importante para el comité federal del domingo: la votación sobre qué hacer en la investidura será a mano alzada con el fin de que cada tribu tenga constancia de lo que votan sus indios y, además, pueda superarse la sospecha de pucherazo que originó el sábado negro la votación secreta promovida por la anterior ejecutiva que acabó, al menos temporalmente, con la carrera de Pedro Sánchez.

       Susana Díaz en la ejecutiva del PSOE andaluz.

El PSOE andaluz, la federación más potente y numerosa, quiere que el Comité Federal decida sobre la posición a adoptar por el partido ante la investidura de Mariano Rajoy. La federación de Susana Díaz, abiertamente defensora de abstenerse para facilitar el poder al PP, sugiere que aquellos socialistas instalados en el “No a Rajoy”, como los siete diputados del PSC, no acudan al Comité Federal, máximo órgano de decisión entre congresos, que se ausenten de la votación y entreguen su acta de diputado. Los socialistas andaluces quieren que los 85 diputados, voten en el Congreso lo que decida el Comité Federal a celebrar este domingo. Dicen que la mayoría se inclina por la abstención, pero hay diputados díscolos como los siete del PSC, la aragonesa Susana Sumelzo, la independiente Margarita Robles o el ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quienes han anunciado que romperán la disciplina de voto si el partido decide abstenerse. Los socialistas andaluces han querido hacer cierta pedagogía de la situación crítica que les ha traído hasta aquí. Defienden la abstención, porque creen que el PSOE será “decisivo” con la composición actual del Congreso, donde “hará valer su poder para llevar a cabo políticas de cambio”. Sin embargo, de iniciarse la legislatura, en menos de un mes los socialistas se verán ante la tesitura de apoyar o no los Presupuestos Generales de Rajoy. La federación andaluza va a una, aunque reconoce que hay importantes asambleas locales del partido, como la de Dos Hermanas y la de Alcalá de Guadaíra, que defienden el no a Rajoy, y piden que la decisión se someta al voto de la militancia. En lo que más acento pone el PSOE-A es en explicar la cadena de errores que cometió el partido para verse ahora en el difícil dilema de elegir entre unas terceras elecciones (que no quieren) o facilitar el gobierno a Rajoy (que tampoco quieren).


Francisco Toscano (PSOE) gobierna Dos Hermanas (Sevilla), encadenando mayorías absolutas desde 1983. Es el octavo de una familia numerosa compuesta por catorce hermanos y es padre de siete hijos. Abogado especializado en temas laborales, él y el alcalde de Vigo (Pontevedra), el socialista Abel Caballero, son los únicos que, desde las últimas elecciones municipales, no se han obligado a pactar o quedarse en minoría como ha ocurrido en el resto de las 50 mayores ciudades del país. La agrupación de Dos Hermanas ha aprobado en asamblea una resolución en la que insta a la gestora liderada por Javier Fernández a someter a una consulta no vinculante los acuerdos de gobernabilidad y a convocar este año, sin más dilación, el congreso del partido. La resolución, aprobada el pasado 13 de octubre, ha sido enviada a Ferraz. El PSOE de Dos Hermanas, comandado por Francisco Rodríguez, no se entiende sin la figura de Francisco Toscano. Fue uno de los más fieles a Pedro Sánchez. Incluso cuando éste era un desconocido fue invitado a una charla sobre economía en la ciudad y, al llegar a la secretaria general del partido, fue respaldado desde el convencimiento de su valía. El expresidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) no es un hombre que se muerda la lengua. No lo hizo cuando definió las 17 dimisiones de la dirección de Pedro Sánchez que marcaron el inicio de su caída como “golpe encubierto” de una Susana Díaz “experta en cargarse ejecutivas”. Y tampoco lo hace en vísperas de que el Comité Federal del PSOE decida su posicionamiento de cara a la investidura para la presidencia del Gobierno de la Nación. De su charla con Olga Granado, publicada el pasado lunes en Eldía.es,  entresacamos lo siguiente:

Varios centenares de personas permanecieron ayer y hoy concentrados ante la sede del PSOE exigiendo que el Comité Federal del partido no se pronuncie a favor de una abstención.

- Felipe González dijo el pasado 28 de septiembre que se sintió “engañado” por Pedro Sánchez porque le había garantizado que él defendería la abstención. ¿Usted también se ha sentido engañado? 
- Conociendo a Felipe González no tengo claro si quería criticar a Pedro Sánchez o estaba poniendo al borde del abismo a Susana Díaz. Porque, en el caso de Pedro Sánchez, el tiempo dirá cuáles son sus posibilidades, pero Susana Díaz creo que ha quedado en una situación de debilidad muy importante. Yo no me siento engañado por Pedro Sánchez. Sé que, desde el día en que llegó a la secretaría general, se le han puesto muchas trabas. Se ha visto obligado a cohabitar con una estructura de partido en la que los barones tienen mucho peso. Hace casi dos años ya le puse un mensaje y le dije que le preparaban un funeral por todo lo alto… Todo lo que ha ocurrido ha puesto en evidencia que tampoco hay un líder con el suficiente carisma entre los barones ni en ningún sitio. Lo que se ha demostrado es que los que planearon la ofensiva contra Pedro Sánchez no tenían previsto el día después. Por ejemplo cuando tienen que pronunciarse los que son presidentes autonómicos con el respaldo de otras fuerzas han surgido ya grandes diferencias. El problema es más serio de lo que pudiera pensarse. Si esto fuera un pulso de poder, saltaría alguien con el nivel suficiente. Volviendo al tema de la abstención, por ejemplo, un líder puede hacerte incluso cambiar de opinión, pero eso no lo estamos viendo ahora. Hay que reconocerlo: estamos escasos de liderazgos.
- Pero se trata de convencer de la abstención con un PP más acorralado que nunca por la corrupción...
- Es irónico, y se ha visto este lunes cuando, desde la dirección del PSOE-A, han defendido abiertamente la abstención para Mariano Rajoy mientras el PP-A presentaba su escrito en la pieza política del caso ERE pidiendo incluso más penas para los expresidentes [Manuel Chaves y José Antonio Griñán]. El caso ERE ha revelado problemas muy graves, pero administrativos, y por ello habrá que asumir las responsabilidades, lógicamente, mientras que los pocos que han metido la mano también tendrán que pagarlo. Pero el escándalo se queda pequeño comparado con lo de la Gürtel, y sin embargo, se ha ensombrecido por completo y, en parte, nosotros estamos contribuyendo a ello mientras los populares se aprovechan.


Pérez Tapias asegura que “la abstención es el mal mayor: no la doy por hecha; hay federaciones que se niegan, e incluso el PSOE en Andalucía no es tan compacto como se ve desde fuera”. Eva Maldonado, rebelde del PSOE en Ourense, y otros militantes, dicen en Twitter haber recibido llamadas amenazadoras para que cese la recogida de firmas con el “No a Rajoy”. La diputada del PSOE Margarita Robles se mantiene en sus ‘trece’. O lo que es lo mismo, en su ‘No’ a Mariano Rajoy. Así lo señalaba la propia socialista al término de la reunión que el presidente de la gestora, Javier Fernández, mantuvo con los parlamentarios del partido en el Senado. Otros, como los vascos Patxi López y Odón Elorza, también están en la línea del “No a Rajoy”. José Antonio Rodríguez, promotor de la iniciativa en las redes sociales, informaba el pasado jueves que, tras el último recuento, estaba a poco más de 7.500 firmas recogidas para tener más de la mitad más uno de la militancia socialista, lo que, en teoría, forzaría unas inmediatas primarias y un Congreso Extraordinario. En concreto, el alcalde granadino anunció que tiene ya tenían 86.205 firmas contrastadas y verificadas de militantes socialistas que se oponen a que el PSOE vote la investidura de Mariano Rajoy. Faltaba entonces saber si llegarían a tiempo para el domingo, cómo cotejaría Ferraz las firmas y si el intento serviría para algo práctico, más allá de que se visualizase que la actual cúpula de partido estaba lejos de sus afiliados. 


Juan Cornejo, el lugarteniente de Susana Díaz, se pronunciaba respecto a la campaña de recogida de firmas liderada por el alcalde de Jun (Granada), en las que se exigía la convocatoria del congreso y elegir la dirección de un partido que andaba con muletas, desde que se obligó a Pedro Sánchez y a su equipo, a abandonarlo, estando, en la actualidad, bajo el mandato de una gestora. “No van a ningún lado porque ya está convocado el Congreso”, subrayaba Cornejo, remitiéndose a lo acordado el pasado 1 de octubre. “Sólo hay que fijar la fecha. La gestora ha sido elegida para eso. La investidura le ha pillado en medio”, prosiguió, convencido de que esta campaña iba a “decaer”. Los promotores que querían la convocatoria del cónclave, insistían en la necesidad de no dilatar los plazos. Juan Cornejo le restaba importancia a la fecha. “¡Qué más da un poco menos! Lo importante es que mejoremos”, opinana, pese a que es aquí donde estaba la clave de la cuestión porque los que se habían movilizado en esta campaña temían que se dejase pasar los meses para que la convocatoria fuera a medida de los intereses del aparato del partido. Con ello, intentaban esquivar las críticas de los que aseguraban que el congreso tardaría meses en convocarse, como vía para permitir que Susana Díaz se recuperase del desgaste en su imagen que había sufrido con esta crisis. 

       Margarita Robles anunció el divorcio entre la Gestora y la militancia.

Pese a la abstención mantenida por los barones territoriales del  PSOE, varios diputados socialistas han expresado su rechazo a esa opción y mantienen, pese a todo, su postura. La noche del miércoles en la capital de Cádiz, prácticamente por unanimidad de sus militantes, se aprobó una resolución pidiendo que se consulte a las bases, Congreso Extraordinario ya, y un “no rotundo” a investir a Mariano Rajoy. Otras agrupaciones importantes se han pronunciado en el mismo sentido, como Fuengirola y otras asambleas socialistas en Granada y Sevilla. La voz del “No” ha llegado a todas las federaciones. La Comunidad Valenciana está dividida, Aragón se ha pronunciado en las más grandes agrupaciones por primarias y Congreso; y lo mismo ha ocurrido en Cantabria, Castilla y León o Murcia. De momento, es más que evidente “el divorcio entre la Gestora y la militancia”, como dijo Margarita Robles en una entrevista a La Vanguardia, pero no se sabe cómo se va a traducir en el Comité Federal. Este malestar de la militancia se sigue canalizando a través de firmas que recopila. 

Susana Sumelzo, diputada por Zaragoza.

La diputada por Zaragoza, Susana Sumelzo, responde a una entrevista a Óscar F. Civieta. “Lo hago por coherencia, porque adquirimos un compromiso claro con los ciudadanos tanto en diciembre como en junio: nunca apoyaríamos ni a Rajoy ni al PP y no podemos romper ese contrato. No sé qué pasará, pero está claro que el PSOE es antagónico al PP, es su alternativa, y lo que no podemos hacer es avalar con la abstención otros cinco años del PP. Nunca un mal gobierno es la mejor alternativa. Entre consentir que el PP siga gobernando contra las clases medias y trabajadoras y acudir de nuevo a las urnas, siempre es mejor devolver la palabra a los ciudadanos”. Sumelzo dice que se tendría que consultar a los militantes, “preguntando directamente si quieren una abstención para que gobierne el PP. Si nos abstenemos, es un apoyo al PP y eso supondría un aval a las políticas del PP. Además, sería muy difícil hacer oposición porque entraríamos al chantaje del PP. Y si hacemos esto, después sí que iríamos en muy malas condiciones a unas elecciones dentro de cuatro años. El PSOE tiene que ser una alternativa. Tenemos que pensar que el espectáculo bochornoso que hemos dado estos últimos días también ha contribuido a que nuestras expectativas electorales no sean las mismas que teníamos hace un mes.  Fue un espectáculo bochornoso, no por la militancia, sino, sobre todo, por aquellos ciudadanos que confiaban en el PSOE para cambiar las cosas”.

Protesta ante la sede de Ferraz.

“Nos abstenemos, pero solo un poquito”, titula Isaac en Eldiario.es. “Que se queden once en el pasillo, o en su casa. O mejor aún: a la puerta del Congreso, como gesto de rechazo al gobierno”. “No, eso es una chapuza, nos crujirán a memes”. “Que se abstengan solo los once necesarios”. “Pero que lo hagan con mala cara, que pronuncien ‘abstención’ con la boca pequeña”. “Si hay que abstenerse, nos abstenemos todos, los ochenta y cinco, pero de espaldas, para dejar claro nuestro rechazo a Rajoy”. “Sí, y haciendo un calvo”, completa el gracioso de siempre. “¿Y si usamos alguna fórmula original, una coletilla? En vez de decir ‘abstención’ sin más, añadimos ‘abstención por responsabilidad de Estado’, así queda clara nuestra postura”. “Abstención por imperativo del Comité Federal', va a decir alguno que yo me sé”. “Yo iría más lejos. Diría: ‘me abstengo pero prometo ejercer una oposición firme’, para que quede claro que seguimos siendo la oposición”. “Esperad, tengo una mejor: ‘Me abstengo pero prometo trabajar por cambiar el gobierno; nunca más un país sin su gente, nunca más un país sin sus pueblos’. ¿Qué tal os suena?”. Como los compañeros de la gestora se quedan pensativos, el gracioso los despierta con una palmada: “¡Que es broma, joder, que esa es la fórmula que usan los de Podemos!” (…) Quedan todos en silencio, hasta que uno levanta la voz, tímido: "Yo creo que lo de abstenernos solo por evitar elecciones… Queda pobretón. Se me ocurre algo mejor: nos abstenemos, sí, pero no damos un cheque en blanco. Exigimos antes al PP una serie de compromisos, con plazos de cumplimiento (…) Tras unos segundos de mirar al techo, alguien habla: “Sí, está muy bien. Pero el Comité Federal es este domingo y la investidura la semana que viene, así que no sé yo… ¿Cómo era eso de abstenernos de espaldas? ¿Añadimos también un brazalete negro?”.


El periodista Iñaki Gabilondo reconoce que está siendo “doloroso ver al viejo, venerable y tan necesario PSOE” venirse abajo, mientras se debate entre las dos disyuntivas que marcarán el futuro del partido: unas nuevas elecciones o una abstención que facilite a Mariano Rajoy repetir en la Moncloa. Ninguna de las opciones parece convencer al veterano periodista, si bien la segunda tendría a sus ojos unos efectos más devastadores sobre el partido. Metafóricamente lo ha calificado como: “Una cuchillada en el corazón”. Gabilondo afirma que la disyuntiva a la que se enfrenta el PSOE es una de las llamadas “amargas”, porque “no tiene que votar entre dos salidas, sino entre dos frustraciones: Unas nuevas elecciones, el desastre; la abstención, una cuchillada en el corazón”. Gabilondo carga contra los barones y Pedro Sánchez, que, a su juicio, son los responsables de haber convertido el partido en un “muñeco de trapo”.

Susana Díaz, durante un encuentro con Mariano Rajoy, en Moncloa.

Javier Pérez de Albéniz escribe, en Cuartopoder, el artículo ‘La investidura de la vergüenza’: “La próxima vez que usted y yo nos pongamos en contacto, el martes de la semana que viene, se habrá consumado uno de los sucesos más lamentables, vergonzosos y tristes de la política española. Me refiero a aquel que permitirá al partido más corrupto que pueda imaginar, una organización diseñada para delinquir formada por descuideros y meapilas, gobernar España. La culpa de esta infamia la tendrá un partido también corrupto, pero menos, que ha dado un golpe de estado interno, ha traicionado sus principios fundamentales y ha concedido prioridad al futuro de sus momias antes que al de su país y sus militantes. Los ERE y la Gürtel, cogiditos de la mano en la investidura de la vergüenza. Unas terceras elecciones no prometían nada bueno para el PSOE. Por eso han preferido pegarse ellos mismo el tiro en el pie. Para poder elegir el dedo que se volaban. O mejor dicho, para elegir los dedos que se salvaban y seguían en su sitio. Días y días de dudas simuladas, de no me abstendré jamás excepto si me abstengo, de falsos interrogantes y titubeos fingidos, de lo menos malo es traicionar nuestros principios. Todo para llegar al punto previsto desde el comienzo: aquel que convertía en presidente al hombre que debió abandonar la política el 12 de febrero de 2013, cuando sabiendo que Bárcenas tenía 22 millones en Suiza le envió un mensaje para la historia de la ignominia: ‘Luis, nada es fácil, pero hacemos lo que podemos. Ánimo’. La abstención socialista es un insulto al socialismo. Y a esos votantes de izquierdas que han sido toreados como si fueran imbéciles, como si no comprendieran lo que estaba pasando, como si por un momento creyesen la pantomima que ha montado Ferraz estos últimos días. ¿Dudas morales? Ninguna, no es una cuestión moral. Es una cuestión de poder y, sobre todo, de supervivencia. Pedro Sánchez fue sacrificado para salvar a Mariano Rajoy. Es decir, a los barones y a Susana Díaz. O sea, a la política conservadora, a un socialismo podrido, al bipartidismo”.
      
      
 RGAlmazán escribe en Kabila que el PSOE regalará once votos para hacer presidente a Rajoy. “Judas se vendió más caro (30 monedas). La traición del PSOE es un regalo, ¿o no? Estamos en rebajas. Y además nos siguen engañando. Está todo hablado y muy definido. La mayoría del PSOE (mi absoluto respeto por el PSC y por algunos más que votarán en contra) quiere aupar a Rajoy, no hay dudas. Esta operación montada, desde dentro por Susana Díaz y, su muñidor principal, Fernández Vara, y desde fuera por Felipe González, algunos de sus colaboradores de hace veinte años y varios medios de comunicación importante, tiene como objetivo poder seguir manteniendo el bipartidismo en el poder, demostrando que cuando se necesitan los dos partidos, se apoyan para tratar de mantener el status quo”.

 Sondeo de Simple Lógica, recogido por Europa Press.

El PSOE sufriría una caída de 6,73 puntos en intención de voto de celebrarse ahora las elecciones, según un sondeo de Simple Lógica recogido por Europa Press, lo que situaría a este partido en el 15,9 por ciento del electorado. Esta encuesta también refleja una subida de casi 4 puntos para el Partido Popular, situándose en el 36,8 por ciento del voto y un aumento de 2,35 en el voto de Podemos, que situaría al partido de Pablo Iglesias en el 23,5 por ciento. Ciudadanos permanece prácticamente estancado. Lo que hace que, de juntarse el PSOE con Podemos, conseguirían 39,4 frente al 36,8 del PP.


Ayer, sábado, 22 de octubre, el alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez, lograba reunir las 93.720 firmas de la militancia socialista para convocar un Congreso extraordinario que decida la postura de los socialistas en la investidura de Mariano Rajoy. A un día de la celebración del Comité Federal del PSOE, el alcalde socialista  confirmaba que tenía las 97.720 firmas necesarias para entregarlas en Ferraz ante la gestora del “Susanato”. “Ya tenemos todas las firmas. Solo nos falta recoger las de Madrid. Cuando las juntemos estaremos sobrepasando las que habíamos previsto inicialmente, 93.720”, afirmaba Rodríguez en una entrevista en Via Lliure en RAC1. El alcalde detallaba que todavía no había podido concretar la cita para entregar las firmas: “Ahora mismo, en Ferraz no hay nadie. Hemos estado llamando para concretar hora y no nos responden. Esto ya dice mucho de las intenciones de la gestora”, según recogía La Vanguardia. Ahora falta que el PSOE confirme los datos y Rodríguez avanza que “si nos encontramos la puerta cerrada, no pasa nada porque tenemos un notario que verificará las firmas”.

  Cebrián y González, boicoteados en la Universidad.

Y pasamos al segundo tema. “Un grupo violento impide un debate en la Universidad Autónoma de Madrid. Felipe González y Juan Luis Cebrián tuvieron que suspender el acto tras una campaña contraria de Podemos”. Así titulaba nada menos que en su portada el diario 'El País' del pasado jueves, como si se tratara de una de las noticias más importantes y trascendentales del periódico. En su editorial, en defensa de su primer ejecutivo, El País no dudaba en relacionar lo ocurrido con el golpe de Estado del 23F, con el asesinato por parte de ETA de Francisco Tomás y Valiente y con el “muera la inteligencia” del fascista Millán Astray contra Miguel de Unamuno. Cebrián culpaba y señalaba directamente a Pablo Iglesias y a sus correligionarios del boicot a la conferencia universitaria que el ex presidente del Gobierno y el actual consejero delegado de Prisa iban a dar el miércoles. 
Portada de El País del jueves pasado. 

Y pasamos al segundo tema. “Un grupo violento impide un debate en la Universidad Autónoma de Madrid. Felipe González y Juan Luis Cebrián tuvieron que suspender el acto tras una campaña contraria de Podemos”. Así titulaba nada menos que en su portada el diario 'El País' del pasado jueves, como si se tratara de una de las noticias más importantes y trascendentales del periódico. En su editorial, en defensa de su primer ejecutivo, El País no dudaba en relacionar lo ocurrido con el golpe de Estado del 23F, con el asesinato por parte de ETA de Francisco Tomás y Valiente y con el “muera la inteligencia” del fascista Millán Astray contra Miguel de Unamuno. Cebrián culpaba y señalaba directamente a Pablo Iglesias y a sus correligionarios del boicot a la conferencia universitaria que el ex presidente del Gobierno y el actual consejero delegado de Prisa iban a dar el miércoles. 
   


Portada de ABC del jueves pasado.


El periódico de Cebrián informaba que cerca de dos centenares de estudiantes se habían concentrado en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid para tratar de boicotear la intervención de González en las jornadas “Sociedad Civil, España y Europa. El futuro no es lo que era”. Tras una gran pancarta que rezaba “Felipe González y Juan Luis Cebrián no sois bien recibidos”, el nutrido grupo de estudiantes trataron de acceder al aula en el que estaba previsto celebrar una conferencia que fue finalmente cancelada. Cebrián vinculó el boicot sufrido al deterioro del debate político y culpó a la clase política, sin mencionar explícitamente a los dirigentes de la nueva izquierda tras el progresivo ocaso del PSOE. Para Cebrián, esta situación era “fruto del deterioro de la clase política, de las carencias del sistema que no se ha sabido reformar o que los líderes políticos no se aprestan a reformar”. El diario ABC llevaba una fotografía que ocupaba la página entera y el titular: “Boicot a Felipe González en la Universidad. El PSOE desenmascara a Podemos”.

     
    La noticia también ocupó la portada de La Razón. Para los tres periódicos esta fue la principal noticia del jueves.    



Pablo Iglesias, en el Congreso.

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, calificó el incidente en el Pleno del jueves de “protesta estudiantil”. Dijo que el boicot al expresidente del Gobierno Felipe González fue protagonizado por un grupo de estudiantes en la Universidad Autónoma y criticó al PSOE por “rasgarse las vestiduras” por este incidente, “mientras van a expulsar a los inmigrantes que han protestado en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche”. Pablo Iglesias, no compartió “la forma de protesta” del grupo de estudiantes contra la conferencia del ex presidente del Gobierno, pero aseguró que este tipo de cosas son “saludables” y aconsejó “no tener la piel tan fina”.

       
Rubalcaba tildó de “fascista” el boicot a González y dijo haber visto consignas de Iglesias.

Rubalcaba calificó de “muy grave” e “insoportable de ver” lo ocurrido en la Universidad Autónoma, insistiendo varias veces en que fue un “comportamiento fascista”. El exsecretario general del PSOE admitió “no tener ninguna prueba” de que Podemos estuviera detrás de la protesta. “Había un grupo de energúmenos impidiendo que alguien hablara y esto tiene que ser condenado”, dijo en referencia a Podemos, formación que considera que “tiene un problema muy serio” por no reprobar lo ocurrido.  Acerca de quién estaría detrás de este boicot, Rubalcaba recordó que las consignas que algunos jóvenes gritaron “se parece mucho a lo que Iglesias hizo en el Congreso”. “Si dices eso, llamas a la gente a que salga a la calle… suena a lo que suena”, dijo, recordándole al líder de Podemos que él “fue el director de orquesta de una cosa idéntica a Rosa Díez”. El socialista se refería a los abucheos e insultos que recibió en 2010 la entonces portavoz del UPyD, en la facultad de Ciencias Políticas de la Complutense, cuando un grupo de alumnos le gritaron consignas como “asesina” y fascista” ante la atenta mirada de Pablo Iglesias, profesor de esa misma facultad.

       Boicot a González y Cebrián, en la Universidad.

Durante el Pleno del Congreso, todos los diputados menos los de Podemos aplaudieron la condena calificada por el socialista Pedro Saura sobre lo ocurrido en la Universidad. Uno de los primeros en culpar a la formación morada y a Pablo Iglesias fue el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, quien el miércoles aseguraba a “Cuatro” que había “conocido episodios de estos en la historia reciente, cuando un político irresponsable [Iglesias] señaló a alguien” y los “violentos” repitieron las consignas. El socialista hizo referencia al eslogan que gritaban los jóvenes sobre “la cal viva”, una frase lanzada por el dirigente de la formación morada durante el primer debate de investidura de marzo pasadio. La protesta no pasaría, añadió, “si antes no le hubieran señalado”. Otros socialistas, como Eduardo Madina, también condenaron el acto, sugiriendo que Podemos no tiene nada que ver con el mismo. “Yo creo –dijo el político vasco en los pasillos del Congreso– que los responsables son los que están ahí, en la Autónoma. No creo que obedezcan a nada de ningún partido político democrático y yo con Podemos tengo la mejor de las miradas como comportamiento democrático de su organización política”. Una postura similar a la mantenida por la exministra del PSOE, María Antonia Trujillo, quien, en una entrevista concedida a 'Onda Cero', tachó de anecdótico lo ocurrido y defendió que “cuando hay libertad de expresión ejercida por alumnos y personalidades públicas prevalece la del alumno”.

       Una de las pancartas utilizadas el pasado miércoles durante el escrache a González y a Cebrián.

En una entrevista en “Onda Cero”, Íñigo Errejón insistió en que “protestas en las facultades ha habido siempre” y si ahora se critican desde el PP y el PSOE es porque los socialistas están a punto de investir a Mariano Rajoy. Respecto al hecho de que varios de los que protagonizaron la protesta cubriesen sus caras, el político de Podemos recordó que esto fue algo habitual en las manifestaciones de los últimos años, “pero es algo que hay que preguntárselo a ellos”. Rubén Amón, periodista de El País al que Juan Luis Cebrián prohibió hace un par de meses seguir colaborando con La Sexta, ha escrito: “Si yo fuera Felipe o Cebrián, millonarios, con una veintena de guardaespaldas cada uno, hubiera entrado. La vergüenza no es para los que impidieron su entrada, sino para los que no entraron. Si tuvieran algo importante que decir en esa universidad, hubieran entrado a pesar de las protestas con peligrosas caretas de cartón. ¿No son hombres de Estado? Pero se fueron. Lejos. Al amparo de los periódicos de papel. Que es con lo que se cubren de su frío millonario los cobardes”. Por su parte, Sebastián Martín escribe en Cuartopoder: “Lo que resulta peligroso para nuestra ya muy desmejorada democracia no es el desprecio proferido contra los “ilustres” conferenciantes. Lo que bordea la práctica autoritaria de la exclusión de los enemigos por razones políticas es la criminalización de la protesta a la que se han lanzado sin remilgos todos los medios del régimen”.


Rosa María Artau se pregunta con ironía y sarcasmo desde El Periscopio: “¿Ha podido ocurrir algo en España más grave que una protesta contra dos personalidades tan relevantes que, además, han acreditado de tal forma su prestigio con el tiempo? ¿Gurtel y todas las corrupciones? ¿El ascenso a la troposfera de la Deuda Pública? ¿El vaciado de la Hucha de las pensiones? ¿El incremento del número de pobres? No, desde el 23F, no ha habido nada similar a la protesta en la Autonóma contra González y Cebrián. Desde la Batalla de las Termópilas probablemente. Y hay que pronunciarse. Pasan lista de fidelidades y de “desajustes de actitud”. Se estudian castigos. De entrada, el señalamiento público arbitrario”.


El retrato de Felipe González boca abajo en la sede socialista de Torrent (Levante).


Entre las fotomontajes aparecidas esta semana, recordamos las de Rokambol y otras.










El humor en la prensa de esta semana: Malagón, Peridis, Forges, El Roto, Vergara, Pat,Manel F.,  Atxe,  J. R. Mora…























Pep Roig, desde Mallorca: El sol que más calienta. Ruega por nosotros, Disimulando, que es socialismo, La caja es nuestra, Básicamente, no y Espectáculo.







Entre los vídeos aparecidos, elegimos los siguientes: La mayoría de diputados y senadores del PSOE, a favor de la abstención: “Todos a una”. Vozpópuli
#LaRevoluciónDeLasRosas Militantes En Ferraz Astur Galicia
La Universidad Autónoma recibe a Felipe González con pancartas de "Felipe Terrorista" eldiarioes
Imágenes de decenas de estudiantes concentrados en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid para cargar contra el expresidente Felipe González, que tiene previsto dar una charla, y a quien esperan con pancartas alusivas a los GAL y con gritos acusándole de estar “manchado de sangre”. Protesta contra Felipe González y Cebrián en la Universidad Autónoma Europa Press
 
Felipe González no levanta cabeza, tanto que en una sede del PSOE han puesto su retrato del revés. Esto junto al abucheo que ha recibido acompañado de Juan Luís Cebrián, hace que ya le ofenda hasta que le llamen 'izquierdista'. Late Motiv: Abuchean a Felipe González - Monólogo #LateMotiv134 | #0 #0