jueves, 6 de octubre de 2016

Carta abierta a los indecentes del PSOE.


Ignacio Fontes, periodista y exdirector de Interviú, escribe, en “Periodistas en español.com”, una carta dirigida a ‘baroncitos y sultanas’ (J. Marías) y a la presunta comisión gestora del golpe del PSOE cuyo inicio comienza así: “¡A la mierda! (FFGz) Llamadle como queráis; echaos todos los afeites que tengáis a mano; disfrazaos de humildad con la piel del cordero cobrado con vuestras ‘fauces alobadas’; atufadnos los oídos con llamamientos huecos al bien de España, del que diréis que, por superior, está sobre el interés del partido –prudentemente, no aludiréis al vuestro–; retorced las normas e instituciones de vuestra organización como queráis u os dé de sí la imaginación…, pero no nos vengáis con cuentos.

“¿Cómo llamaríais si el Consejo Superior del Ejército, el Consejo General del Poder Judicial o la Cúpula del Ibex-35 dijera/n: “Se acabó todo [en frase de los dimisionarios socialistas]; usted, elegido democráticamente, ya no es presidente del gobierno?”. Golpe de estado, ¿no? Pues eso, como vuestro estadillo, camarilla de truhanes, aunque no da para tanto: golpe de estado palaciego.

“Esto sí es histórico: apuntaos el tanto de ser los primeros que, investidos de salvadores iluminados de la patria del partido, embestís contra un secretario general elegido por los militantes, el primero de vuestra historia y de la democracia. No vais a tener pecho para tantas medallas como os vais a tener que colgar: el partido destrozado, las pérdidas de poder –a Castilla-La Mancha continuará una sangría–, un discurso teñido de traición y mentira, la sociedad desconectada de vuestros tejemanejes, cachondeándoos de las normas establecidas…: vais a parecer como esos oficiales norcoreanos que llevan prendidas medallas hasta en los pantalones. Nada de héroes: caricaturas de franquitos, fraguitas, pinochetitos, erdoganitos: traidores, como todos los golpistas. Pasaréis a la historia como la escoria que sois: ya estáis en la boca de los humoristas con la banda sonora del golpe del innoble Tejero como fondo”. 

Y sigue…