martes, 4 de octubre de 2016

Queridos socialistas decentes.

Simpatizantes del PSOE concentrados ante la sede federal de Ferraz.

Manuel Sánchez, de Ahora en Común, escribía en Facebook dos  días antes de que el PSOE diera el lamentable espectáculo de su Comité Federal en Ferraz: “Debéis de impedir que un propietario multimillonario extranjero decida quién va a ser o dejar de ser vuestro Secretario General, y si el PSOE va a permitir que gobierne el PP. Debéis de huir de un periódico que apuesta contra una regeneración en el PSOE. En la portada de hoy afirma que Sánchez ha sido ‘cesado’, y luego lo desmiente en el editorial y la noticia. Miente, manipula, quiere generar realidad en lugar de contarla, con el propósito de acabar con Sánchez para que pueda gobernar el PP.

“En el editorial insulta a Pedro Sánchez: ‘insensato sin escrúpulos’, ‘ha mentido sin escrúpulo a sus compañeros’, y en varios artículos de hoy lo acusa de empezar ‘una guerra interna’ y de debilitar el partido. Y que ‘los críticos’ (ahora jamás dice ‘los barones’) tan solo ‘se ven obligados’. Culpa a Sánchez de todos los males, con escasez crónica de argumentos. Y lleva las dos últimas semanas cargando sus titulares contra Sánchez, de forma explícita y mediante connotaciones negativas.

“Se puede criticar a un Secretario General, incluso se debe criticar, pero esto es sencillamente una operación de acoso y derribo para que el PP y las grandes fortunas y multinacionales sigan con el poder. Os pedimos encarecidamente que apoyéis medios de comunicación que no se venden a multinacionales y ricos. Os pedimos que hagáis un esfuerzo y ayudéis a vuestros círculos a dejar de comprar El País, a dejar de leerlo, y cambiarlo por Infolibre, La Marea, El Diario, Cuarto Poder, Diagonal, Radio Cable, Carne Cruda, Colectivo Burbuja, CTXT, El Boletín, y tantos otros medios nuevos y en fuerte crecimiento.

Y terminaba diciendo: “Puede costar al principio cambiar viejas costumbres, pero es necesario, y os sentiréis mucho mejor después. No puede existir la democracia, si los medios de comunicación están en manos de los grandes poderes económicos o de los políticos”. Dos días después, el espectáculo socialista de Ferraz terminaba con Pedro Sánchez.