sábado, 15 de octubre de 2016

‘Yo, Juan Carlos I’, la película censurada y vetada por TVE (y II)

‘Yo, Juan Carlos”, documental prohibido en TVE.

Miguel Courtois, director del documental.

En los anaqueles del archivo de RTVE reposa desde hace casi dos años este documental sobre el rey Juan Carlos I que coprodujo junto a la TF3 francesa sin que se prevea en corto plazo ser emitido en España. Vozpópuli contactó con el director de TVE, Eladio Jareño, para intentar obtener más información acerca de este documental, que la televisión pública se comprometió a retransmitir, al igual que había sucedido en Francia. Sin embargo, el exasesor de Alicia Sánchez Camacho en el PP de Cataluña declinó contestarle. Y Vozpópuli sólo consiguió una respuesta del portavoz oficial de RTVE: “Lo único que podemos decir es que, de momento, no está programada su emisión”.

Mientras tanto, en España, sólo se puede ver por Youtube. A Miguel Courtois, director del documental, nadie le ha dicho nada. “Algo huele mal –comenta éste–. Yo creo que es una soberana tontería. Una bobada. La película es objetiva y deja en una buena posición al rey (Juan Carlos I), en la que creo que se merece por la labor que realizó. En Francia ha tenido un enorme éxito de crítica y público. Y hasta el Ministerio de Cultura francés me ha pedido permiso para enseñarla en las clases en español, ya que consideran que es fiel a la realidad. En el país vecino interesa, pero en el propio país no la quieren emitir. Es lamentable y estúpido. Es un delito a la democracia. Es una actitud propia de una república bananera. Una acción de censura más típica de la Unión Soviética estalinista, de los años 40, que de la España moderna”.

Miguel Courtois, comenta que él mismo envió la película a Juan Carlos I y a Felipe VI, quienes le contestaron que les había gustado. “Cree –confiesa– que es una decisión que obedece a otro tipo de intereses. Y está claro que algo falla cuando el presidente de una empresa pública tiene la capacidad de esconder a los espectadores este tipo de información. Es el comportamiento típico de un pueblo antiguo, no de un país moderno. En Francia se hubiera montado un enorme escándalo en la prensa. Aquí se ha ocultado”.

Todas las fuentes consultadas por Vozpópuli coinciden en señalar que el documental no es irrespetuoso con ninguna institución, ni con ningún partido. “No oculta episodios complejos de la vida de Juan Carlos I, como la muerte de su hermano, el infante don Alfonso de Borbón; los recelos que generaba en la izquierda por el tutelaje al que le sometió Franco; o el desprestigio que sufrió su figura en los meses previos a su abdicación. Sin embargo, no se regodea en los detalles escabrosos, ni cuestiona el papel de la Corona en España…” 

Es una obra en la que el propio Juan Carlos I cuenta su vida a partir de las imágenes que mostramos. “Se ríe, ensalza a Adolfo Suárez, confiesa que echa de menos a su hermano, Alfonso, pone en valor la figura de su padre e incluso se le ve con lágrimas en los ojos cuando habla de los 800 muertos en atentados de ETA. Eso es lo que se muestra en mi película. No hay más. Hubiera sido más lógico que generara críticas entre la izquierda republicana que dentro del PP. Lo que han hecho en TVE con ella es un delito contra la democracia. Un absurdo. Una estupidez”, concluye Courtois.